Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Así desarrolla Rhenus Logistics su nueva flota ecológica de corta distancia

La compañía naviera, perteneciente al Grupo Rhenus, Rhenus-Arkon-Shipinvest ha desarrollado su propia flota para corta distancia. Asimismo, ha realizado un pedido de los primeros cuatro buques ecológicos conocidos como "Hanse Eco Short Sea Coasters". Se espera que la fabricación de estas embarcaciones comience en febrero de 2020, listos para su entrega durante la segunda mitad de 2021. Estas embarcaciones incorporarán los desarrollos “más vanguardistas relacionados con la protección del medio ambiente, la digitalización y el diseño” aseguran desde la compañía.

La flota "Hanse Eco" es el resultado de una iniciativa iniciada por Torsten Westphal, miembro fundador de Arkon Shipping. Con el desarrollo de esta flota de corta distancia, orientada al futuro, se busca representar una solución sostenible para la construcción de embarcaciones que está diseñada para satisfacer necesidades específicas, en una operación que se está llevando a cabo con Rhenus Logistics.

Como resultado, Rhenus-Arkon-Shipinvest ha desarrollado su propio estándar de navíos para los tránsitos europeos de corta distancia. El buque "Hanse-Eco" contará con unos 90 metros de largo y una capacidad de carga de 4.200 toneladas. Asimismo, la bodega de carga podrá albergar más de 5.500 m3 de mercancías.

"Nuestra flota "Hanse-Eco" se está consolidando como una referencia en el sector para hacer frente al cumplimiento de los requisitos en la lucha contra el cambio climático. Estamos proporcionando un alto estándar de calidad en las operaciones de transporte marítimo, desde el momento de la planificación hasta que los buques inician su operativa", señala Torsten Westphal, accionista-gerente de Rhenus-Arkon-Shipinvest.

En este sentido, las embarcaciones "Hanse-Eco" cuentan con una serie de características específicas en comparación con los diseños tradicionales: tiene el puente de mando en la parte delantera, lo que proporciona una vista “más precisa” durante los procesos de carga en cubierta, así como la innovadora forma del casco que reduce el consumo de combustible. Asimismo, una longitud de bodega más amplia también permite transportar cargas especiales, así como carga al por mayor y/o fraccionada. Por lo tanto, este tipo de embarcación está ideada para la gestión de mercancías voluminosas, pudiendo dar servicio a nuevos sectores gracias a la capacidad de su "techo abierto".

Junto con los sistemas de tratamiento de agua, que serán obligatorios a partir de 2020, los ‘ecobuques’ están equipados con un sistema híbrido de propulsión con un convertidor catalítico orgánico, soporte para un motor eléctrico, además de una unidad de postratamiento de gases residuales. Todo esto cumplirá los requisitos del futuro estándar de emisiones de gases Tier III de la OMI (Organización Marítima Internacional), y además reducirá significativamente las emisiones de dióxido de carbono y partículas, así como el consumo de combustible.

"Un sistema de automatización integrado y el uso de la última tecnología simplifican los procesos operativos a bordo y en los puertos, además de reducir el trabajo administrativo de los capitanes", añade Ralf Uebachs, director gerente de Rhenus-Arkon-Shipinvest.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados