Inicio / Última milla / Shopopop: así es el “BlaBlaCar” de las entregas a domicilio que opera en España
Shopopop: así es el “BlaBlaCar” de las entregas a domicilio que opera en España.

Shopopop: así es el “BlaBlaCar” de las entregas a domicilio que opera en España

Shopopop permite a conductores particulares realizar entregas de última milla, rentabilizando sus viajes en coche o moto.

Shopopop nació hace 8 años en Nantes, Francia, con el fin de “revolucionar” las entregas de última milla. Aprovechando sus recorridos diarios, como los de la vuelta a casa tras la jornada laboral, los usuarios de la aplicación pueden hacer entregas de paquetes a clientes finales. En enero de 2022, la plataforma llegó a España y, aunque actualmente opera en Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante, según ha podido conocer C de Comunicación, la compañía planea expandirse en breve a Zaragoza, Sevilla, Vigo o A coruña.

La compañía cifra en 2.000 los usuarios que actualmente prestan los servicios de transporte a través de la aplicación en España, que percibirían un ingreso extra de 150 euros al mes por ello. De esta manera, los conductores consiguen rentabilizar económicamente sus viajes, mientras se reduce el impacto medioambiental del tráfico rodado.

Los clientes que deseen recibir un pedido haciendo uso de esta aplicación deberán ver si el envío a través de este método está disponible para el establecimiento y el punto de entrega seleccionado. Si es así, el cliente recibirá un sms cuando el conductor se vaya de camino al punto de recogida y, a través de un enlace de seguimiento, puede comprobar en tiempo real en qué estado se encuentra su entrega. El coste del servicio varia entre un comercio y otro, así como la distancia que tenga que recorrer el conductor.

Shopopop: entregas sostenibles de última milla

Para los conductores, la aplicación ofrece las entregas disponibles en un ratio de 5 km o en aquellos recorridos que coinciden con las rutas habituales del conductor. Si ningún conductor acepta el envío en 20 minutos, el ratio se amplía a 10 km y si vuelve a suceder lo mismo, se amplía a 15 km, siempre prioridad a los usuarios que añaden sus trayectos habituales. En el mapa pueden observar el recorrido de la entrega, con el punto de partida y el punto de recepción marcados.   

Una vez ha recogido el paquete, el conductor va marcando las distintas fases de la entrega. Al hacer uso de aplicaciones de GPS vinculadas a la aplicación, Shopopop puede comprobar que el conductor se encuentra en el punto de entrega. Una vez comprobado por la compañía y tras haber marcado como entregado el paquete, el conductor podrá percibir el ingreso predeterminado.

La empresa compensa a los conductores con una propina que parte de los 4€ para distancias cortas, y puede llegar hasta los 12€ para trayectos más largos, en la que entran también variables como el número de bultos, complejidad del trayecto, horario, etc.

En el caso en que el conductor no pueda entregar el paquete al destinatario, el conductor deberá devolver el paquete a la empresa y el cliente deberá programar una nueva entrega. Desde la compañía aseguran que el 90% de sus incidencias se deben al que cliente no se encuentra en casa, sin embargo, apuntan a que este hecho sucede “muy puntualmente”.

Shopopop trabaja con más de 300 empresas, entre las que destacan los supermercados y floristerías. Además, también colabora con pastelerías, servicios de catering o tiendas gourmet. La app francesa, que ya supera las 20.000 descargas en España, asegura haber entregado 7 millones de pedidos en los seis países europeos en los que opera: España, Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo y Holanda.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Scroll al inicio