Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

“Los stocks aguantarán hasta la primera semana de abril”, Francisco Aranda, UNO

La propagación del COVID-19 en territorio nacional ha comenzado a mostrar los primeros efectos sobre el consumidor medio. No obstante, como asegura Francisco Aranda, presidente de patronal logística UNO, hasta el momento no se han producido roturas importantes en las cadenas de suministro.

Aunque la situación se ha mantenido con cierta precaución, solo existen dos motivos por los que aún no se ha sufrido esa “rotura”. “En primer lugar, porque se está tirando de los stocks del año pasado y, en segundo lugar, porque lo que viene de China viene en barco, y tarda 4 semanas”, afirma Aranda.

“A nosotros nos preocupa la primera semana de abril. Si esta situación perdura o se agrava, en la primera semana de abril sí que habrá rotura en la cadena de suministro a todos los niveles.”

A su juicio, los sectores más sensibles son el textil y la alta tecnología. No obstante, la contención de la rotura, según el presidente, se ha producido gracias a la digitalización de las empresas, que ha permitido que compañías y fabricantes se pusieran manos a la obra en la búsqueda de planes de contingencia y alternativas que no estuvieran en China.

Medidas estatales: de lo solicitado a lo puesto en marcha

La jornada del martes 10 de marzo, el Consejo de Ministros volvió a comparecer ante los medios para anunciar el nuevo paquete de medidas para combatir la crisis epidémica. Entre ellas, Salvador Illa, ministro de Sanidad, expuso la modificación de la Ley de medidas extraordinarias de Salud Pública “para permitir el suministro centralizado de los productos necesarios para proteger la salud”.

De esta forma, la normativa se amplía a “todos los productos que nuestros expertos consideren necesarios para combatir el coronavirus”, ya que “las gafas de protección, por ejemplo, no se consideran productos sanitarios”.

Por su parte, UNO solicita al Gobierno tres tipos de medidas y una previa: “que abandone cualquier idea de incremento de impuestos o contrarreforma laboral”.

Las tres medidas que Aranda propone al ejecutivo son, en primer lugar, medidas laborales, para una mayor flexibilidad; medidas fiscales para rebajar la carga; y finalmente medidas financieras, para una mayor facilidad en cuanto a la financiación y poder pasar el tramo de crisis.

Asimismo, Aranda reclama que el paquete de medidas debería estar establecido antes del próximo lunes, fecha en la que los diferentes países pertenecientes al Eurogrupo presentarán en Bruselas sus propios paquetes.

Noticias relacionadas

“La situación del sector es de una prudencia forzada”, Francisco Aranda, UNO “La situación del sector es de una prudencia forzada”, Francisco Aranda, UNO
Tras encuestar a más de 120 empresas del sector, la patronal UNO ,...
UNO y BCL colaborarán para la mejora de la competitividad del sector UNO y BCL colaborarán para la mejora de la competitividad del sector
El convenio firmado por la Organización Empresarial de Logística y...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados