Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

5 claves sobre logística sostenible

Las operaciones logísticas y de transporte son responsables del 25 por 100 de las emisiones de CO2 en España y lejos de la evolución de países como Alemania (solo ha crecido un 5 por 100 las emisiones de gases) o Suecia (donde incluso ha disminuido un 1,6 por 100), nuestro país ha aumentado más de un 50 por 100 sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 1990.

Así lo reflejan datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, que respaldan la idea de que es necesario reducir nuestra contaminación y hacer de la logística española una actividad más sostenible.

Estas son algunas claves para conseguirlo:
- Lean&Green: es la iniciativa europea promovida por AECOC y posible en España gracias al compromiso de 15 empresas con la que nuestro país comienza a mostrarse predispuesto a hacer sus deberes y a aprobar asignaturas que tenía pendientes como: la eficiencia en la logística, la sostenibilidad en la cadena de suministro y la reducción de las emisiones de CO2. Esta iniciativa, principalmente europea, nació en Holanda en 2008 y países como Bélgica, Italia, Luxemburgo, Alemania, República Checa, Eslovaquia y Suiza, la tienen presente de forma activa. Las 15 empresas que están adheridas a la iniciativa colaborativa, deberán reducir la huella de carbono a través de la medición viable, el análisis de datos, la innovación y la eliminación de ineficiencias. Más concretamente, deben comprometerse a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, al menos, un 20 por 100 en un plazo máximo de cinco años.

- Sistemas de propulsión alternativos: el uso de vehículos no eficientes para la distribución urbana de mercancías está cada vez más restringido con las últimas normativas anunciadas por los distintos ayuntamientos en España y, por ello, emplear sistemas de propulsión alternativos al diésel como el GNL (gas natural licuado) o directamente conducir vehículos híbridos o eléctricos, podría ser una solución para poder operar en las zonas urbanas, que los niveles de contaminación en el aire disminuyan y realizar una actividad logística más sostenible en las ciudades. Algo que para poder efectuarse definitivamente, deberá ir acompañado de incentivos y ayudas a las compañías para que puedan renovar su parque móvil, puesto que esta inversión conlleva altos costes a los que no todas las compañías se pueden enfrentar.

- Aplicaciones software para obtener datos de rutas, cargas y huella de carbono: el hecho de saber cuánto contamina nuestra empresa, a través de qué tipo de transporte, con qué frecuencia y qué impacto tiene esto, es un primer paso para ser sostenibles. Contar con soluciones software con las que poder medir la huella de carbono facilitaría la toma de decisiones, así como la posibilidad de optimizar las rutas de transporte y las cargas para ser más eficientes y sostenibles. Además, en este entorno de Logística 4.0 es necesario adaptarse a la transformación digital en la que todo está interconectado y que facilita la obtención y manejo de datos a gran escala. AECOC recomienda utilizar la Guía de Cálculo de la Huella de Carbono desarrollada por la Asociación, que adopta como referencia fundamental la norma CEN-EN 16258, y para aquellas actividades no contempladas en el alcance de esta norma, la guía adopta las directrices del GHG Protocol, y las completa con las Guías de ODETTE y CLECAT.

- Intermodalidad: combinando dos o más medios de transporte, el hecho de llevar una mercancía de un origen a un destino puede resultar más sostenible. Sobre todo si la mercancía no requiere un envío rápido, (puesto que en el caso del barco, a pesar de tener precios más competitivos y ser menos contaminante, el viaje es más largo), transportar una carga desde el origen a un puerto a través de un camión y depositar en el barco el contenedor que lo dejará en el puerto de destino, es menos contaminante que hacer todo el viaje en camión, el medio que más emisiones de CO2 genera.

- Logística verde: esta filosofía se apoya en la completa transformación de los sistemas, procesos y estructuras logísticos para crear estrategias respetuosas con el medioambiente cuyo foco está permanentemente puesto en realizar un eficaz uso de los recursos para actuar de forma racional en lo que al medio ambiente afecta. También denominada Green Logistics, trata de poner en valor a la eficiencia desde el punto de vista ecológico para equilibrar este principio con el económico. De manera que la evaluación de las actuaciones económicas resulte de la misma importancia que cuando se trata de minimizar el impacto sobre el entorno.

- Luz solar: el uso de placas fotovoltaicas y otros sistemas de utilización de energías renovables es una forma de impactar en menor medida en el medio. Por ello, teniendo en cuenta que los centros logísticos operan de día y de noche, sería interesante aprovechar los recursos naturales como la luz solar para las jornadas diurnas, reduciendo así el consumo eléctrico y de luz artificial y, por tanto, el impacto medioambiental.

Noticias relacionadas

Hacer los deberes como el resto de Europa Hacer los deberes como el resto de Europa
Con Lean&Green , la iniciativa europea promovida por AECOC y posible...
El acuerdo entre Seur y Fiat por una logística sostenible El acuerdo entre Seur y Fiat por una logística sostenible
Una de las principales consecuencias del crecimiento del e-commerce...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados