Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Nuevas tecnologías en la cadena de suministro

Cobots: tecnología inteligente para una logística exigente

Aunque la aplicación de cobots en logística parece muy natural, no es este su primer origen. Fue General Motors en 1994 la que a través de GM Robotics Center y una beca de investigación de su Fundación, consiguió que los robots tradicionales fueran lo suficientemente seguros para trabajar cerca de personas.

Tras este primer paso, un tanto alejado, el reto es llevar la potencia y precisión original de los robots a un entorno logístico, donde son las nuevas características del mercado los hacen tan atractivos.

Una oportunidad reciente

Para empezar, el gran dinamismo del ecommerce y del retail tradicional han creado unos modelos de negocio que transforman los procesos tradicionales en los almacenes. Constatamos así no solo la proliferación de nuevos y mayores centros de distribución sino, lo que es más importante, un cambio en la cantidad de pedidos y su tipología, con un gran crecimiento del picking unitario.

Además del volumen, las exigencias de calidad y rapidez de la preparación también han crecido. Todo ello, afectando a tareas que eran y son rutinarias y repetitivas, muy intensivas en personal, en horarios ininterrumpidos, siete días a la semana.

Esta combinación de factores ha llevado a que los cobots avancen hasta los primeros puestos como una solución viable. Según el informe DHL Trend Research, "los trabajadores de logística se beneficiarán de la colaboración con robots, mientras que los clientes obtendrán un servicio más rápido y de mayor calidad".

Es muy probable que la introducción de los cobots sea un proceso evolutivo. Inicialmente, se espera que las compañías se centren en robotizar los procesos de cooperación más sencillos e intensivos en mano de obra. Sin embargo, para la selección compleja de artículos unitarios, se tendrá que invertir en soluciones más innovadoras e inteligentes.

En esta segunda línea, Vanderlande presentó su primer concepto de cobot, SIR (Smart Item Robotics) en 2017. Se trata de un brazo robótico que incorpora cámaras de visión artificial de última generación y un potente software de desarrollo interno. El brazo es capaz de recoger objetos individuales y determinar su ubicación óptima, imitando en gran medida las acciones de un operador humano.

Además, incorpora otra serie de funcionalidades como apilar artículos para llenar mejor la caja y un suave manejo del producto, para evitar cualquier daño. En definitiva, un diseño pensado para ser aplicado al mundo real de forma eficiente.

SIR cajita

No obstante, la tecnología actual no puede sustituir a los operadores humanos, ya que los robots no están equipados para manejar todos los procesos y productos. La integración inteligente en los entornos de trabajo humano y robótico es necesaria, y las firmas pueden incorporar cobots de forma gradual.

DHL Trend Research describe un futuro en el que "el operador puede realizar la primera parte de la tarea mientras el cobot termina el resto", como mover objetos pesados. El informe prevé un mejor entorno para las personas. "se asignarán a los trabajadores tareas de mayor nivel, como la gestión de las operaciones, la coordinación de los flujos, la fijación de los robots y la gestión de los pedidos difíciles".

Una tecnología con aplicación

Los avances en la tecnología robótica no muestran signos de ralentización. Aunque la idea de una implantación a escala total esté un poco alejada de la realidad, es cierto que ya se ha pasado de una fase de prototipado a otra de prueba en entorno real, con introducción gradual y riesgo limitado. Con este enfoque, se controla el riesgo operativo y se da tiempo a la adaptación del personal implicado.

Por ejemplo, la empresa finlandesa Würth Oy, fabricante de materiales de sujeción y montaje, la adoptó para solucionar la continua escasez del personal en el centro logístico de Riihimäki, al norte de Helsinki. En esta aplicación, el cobot es capaz de recoger y colocar los productos sin tener que aprender antes cómo, lo que le permite manipular todo el catálogo de productos.

Después de tan solo dos meses, la solución SIR opera ya en entorno real, con los mismos turnos de trabajo que el resto del almacén, en armonía con el operario humano.

Este y otros muchos casos nos confirman que los cobots pueden ser adaptados a puestos de trabajo reales, y que son ya útiles para las empresas que empiezan a explorar el potencial de la tecnología robótica. Podemos esperar una mayor sofisticación, y en consecuencia, una mayor presencia en nuestros almacenes.

Noticias relacionadas

Camper da un paso adelante con Vanderlande Camper da un paso adelante con Vanderlande
Vanderlande ha instalado un sistema de almacenamiento automático...
Toyota Industries compra Vanderlande Toyota Industries compra Vanderlande
Toyota Industries Corporation (TICO) , grupo industrial del sector...
Vanderlande “evolutions”: dos soluciones escalables de fulfillment adaptadas al ecommerce Vanderlande “evolutions”: dos soluciones escalables de fulfillment adaptadas al ecommerce
Vanderlande , compañía que ofrece soluciones de automatización a...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados