Inicio / Opinión / Contenedores con multiusos y algunos, deplorables

Contenedores con multiusos y algunos, deplorables

Los primeros en sorprendernos por su uso fuera de la logística fueron los palés: mesas para el salón o la terraza, sillones, sofás en el chill- out del jardín, vallados…

Y ahora lo hacen los contenedores marítimos. Si, esos que a principios del año eran imposibles de encontrar -y si lo hacías era a precios desorbitados- y sin embargo, ahora se amontonan aburridos en los puertos.  Tienen un último uso que se ha puesto de moda y a mi modo de ver, es cuestionable moralmente y poco ecológico. Lamentable.

La cuestión tiene, en ambos casos, tanto en los palés como en los contenedores, un trasfondo económico. Quienes los utilizan piensan que con ello ahorran dinero, porque les son gratis, y de paso reciclan. Tranquilizan su bolsillo y su conciencia pero eso no es reciclar.

La reutilización de palés con frecuencia no conlleva reciclado porque no se trata de aprovechar un material que ya no se utiliza. Se trata, simple y llanamente, de un robo. Tal cual, un robo. Porque los palés que no se compran tienen dueño. Que se lo pregunten a CHEP, que lo vive a diario. Ya ha ganado varias sentencias con Penas de cárcel y multas por el robo de palés a CHEP (cdecomunicacion.es)

En el caso de los contenedores, ya es habitual encontrarlos formando parte  de la construcción de viviendas, oficinas en los puertos, estadios de fútbol….  El destino del estadio construido con contenedores tras el mundial de Qatar (cdecomunicacion.es) Como estadio, resulta divertido y práctico. Sin embargo, hay una nueva utilidad que no me gusta nada: la construcción de fronteras.

Una frontera de contenedores

He nacido en la sierra de Madrid y era -y por desgracia todavía lo sigue siendo- muy frecuente ver cómo las lindes de las fincas se acotaban con lo primero que los propietarios tenían a mano: somieres de colchones, colchones, puertas desconchadas, tablas viejas… destrozando así un entorno maravilloso y único y convirtiendo el campo en un espacio cutre y feo, cuando no lo es.

Ahora, en Estados Unidos, el Gobernador de Arizona, Doug Ducey, está dándose toda la prisa posible para finalizar una frontera con México. Está construida con contenedores y el objetivo es frenar el cruce de indocumentados antes de que termine su mandato en enero. Y eso pese a la oposición del Gobierno federal y las críticas de grupos ecologistas.

“El gobernador Ducey no tiene intenciones de desacelerar o frenar los esfuerzos para llenar los huecos existentes en el muro fronterizo con la barrera de contenedores’, dice la Oficina de Ducey en declaraciones enviadas a EFE.

Hay operarios trabajando para terminar de colocar los contenedores en un muro de 16 kilómetros en el condado de Cochise, en la frontera con México.

A esto hay que sumarle otros 4,8 kilómetros de contenedores que fueron colocados en el condado de Yuma, en agosto pasado, cuando Ducey anunció su nuevo plan para frenar el cruce irregular de migrantes.

Los enormes contenedores metálicos se apilan uno sobre otro para alcanzar una altura de 6,7 metros provocando, además de un aspecto horroroso, problemas en el desplazamiento de la fauna de la zona.

Estadios

Otra cosa es su utilización como viviendas o estadios de fútbol, como el construido para el mundial de Qatar y del que hemos dado amplia información en nuestras newsletters y página web.

Han edificado un estadio temporal, desmontable de manera rápida y económica, o al menos más rentable que de la manera tradicional, en un país que no lo va a volver a utilizar. Aunque son ricos, en esto al menos han ahorrado. El suelo vuelve a su uso anterior y el recinto va a ser donado a un país que lo necesite y no cuente con medios y recursos económicos para construirlo. Se barajan los nombres de Uruguay o algún país africano.

Vivir en un contenedor

Desconozco la procedencia de los contenedores que se utilizan en la fabricación de viviendas y si son reciclados. Respecto a su precio, hay una empresa que en internet las ofrece desde 10.000 euros y las vende como “ecológicas y con un tiempo de producción extremadamente rápido”. La rapidez en la construcción la veo claramente, la ecología no tanto. Se abusa mucho del término ecológico y sostenible.

Y además, aseguran que “nuestras construcciones están diseñadas para poder vivir a todo confort con materiales de máxima calidad estudiados por nuestro equipo de profesionales especializados en la construcción y diseño de containers homes”.

Destacan que “una de las características principales de la construcción con contenedores es la versatilidad en los diseños minimalistas y la posibilidad de ampliar la vivienda en cualquier momento. El tiempo de entrega de una vivienda llave en mano es de 3 meses”.

Si es cierto, desde luego es una opción de acceso a una vivienda cada vez más imposible. Aunque no estoy tan segura de su confort, principalmente porque deben ser difíciles de aislar tanto en verano como en invierno.

Subscribirme
Notificar
guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Brafim.com
Brafim.com
21/12/2022 10:06

¡Muy buena publicación! Cada vez más son los contenedores que se están reutilizando, y, aunque no todos los usos sean del todo “positivos”, esperemos que esta acción aumente y mejore con el tiempo.

Ir arriba