Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Permítanme que me levante

He leído en alguna parte que en la lápida del genial Groucho Marx, el líder de bigote pintado de esa loca estirpe del cine en blanco y negro, puede leerse este epitafio: “Permítanme que no me levante”. No he podido comprobar...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados