Inicio / Noticias / Sectoriales / Puertos marítimos en España: un conflicto que no cesa
EL FOCO

Puertos marítimos en España: un conflicto que no cesa

Aunque la firma del V Acuerdo Marco en mayo de 2022 ha supuesto una ralentización de la conflictividad en el sector de la estiba portuaria, durante 2021 y el arranque del 2022 los puertos han sido de nuevo foco de la problemática laboral y todo lo que conlleva en la cadena de suministros marítima.

Si bien no se ha solucionado el problema, el V Acuerdo sectorial estatal de la estiba de mayo (BOE de 4 de mayo de 2022), ha dado un respiro a las cuantiosas pérdidas económicas como consecuencia de la cadena de paros y huelgas de los trabajadores de la estiba en los puertos nacionales desde el año 2014. De hecho, a raíz de la STJUE (Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea), de 11 de diciembre de 2014, la obligatoriedad de adaptar la normativa nacional a las directivas europeas había provocado una elevada conflictividad laboral en todos los puertos marítimos españoles.

La paralización de la actividad, según reconocen fuentes de ANESCO (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo), proyecta asimismo una mala imagen internacional. Además, la consecuencia es inmediata: se ocasionan problemas en la cadena de suministro que, incluso, puede provocar desabastecimiento y paradas de actividad en cadena en otros sectores productivos.

La conflictividad del puerto de Tarragona

Sin embargo, no se ha solucionado completamente el problema. Según se denuncia desde ASFAC (Asociación Catalana de Fabricantes de Piensos Compuestos), los 130 estibadores del puerto de Tarragona están llevando a cabo una huelga encubierta de baja productividad desde el pasado mes de mayo, coincidiendo con las negociaciones con el Centro Portuario de Empleo (CPE), la sociedad que hasta ahora les ha empleado.

La consecuencia inmediata sería, si no se pone pronto una solución, que los cereales empleados en la elaboración de piensos no lleguen a su destino, poniendo en riesgo el suministro alimentario de 13 millones de animales en Cataluña, Aragón, Navarra y parte de Soria y Castellón. Y pone un ejemplo: “habitualmente, un barco con 70.000 toneladas abandona el puerto en 10 ó 15 días, con todo despachado, pero ahora hay barcos que llevan atracados hasta 28 días”. Y todo ello en un contexto donde el 40 por 100 de la cabaña nacional está en la zona de influencia del Puerto de Tarragona.

Paralelamente a esta información otras, que publicábamos el pasado 30 de septiembre, otras fuentes señalan que es la falta de personal y no una huelga encubiertafalta de personal y no una huelga encubierta la razón para esos cuellos de botella que han ralentizado la descarga de buques, lo que no deja de ser otro importante problema.

El caso del puerto de Bilbao

No todo son noticias negativas en cuanto al clima laboral en el sector de la estiba portuaria. Así, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, que aglutina la representación de la mayor parte de estibadores, cerraba recientemente un acuerdo de paz social con la CPE Bilboestiba. Ambas partes temían el cierre del conflicto en falso, pero tanto la autoridad portuaria como la patronal y los representantes de los trabajadores han calificado el acuerdo como el germen que posibilitará ganar cuotas de mercado y una imagen de estabilidad.

Han sido los propios representantes de la autoridad portuaria los que han vuelto a llamar a aquellas empresas y clientes que abandonaron el puerto de Bilbao como consecuencia de su conflictividad, a los que ha pedido que reconsideren su decisión. A juicio de todos los agentes implicados, Bilbao ha entrado en un nuevo escenario de estabilidad y productividad. Por su parte, las organizaciones sindicales (Coordinadora y UGT) ha subrayado también la importancia del acuerdo, que garantiza el mantenimiento de los empleos al tiempo que ofrece una salida al centenar de estibadores eventuales del puerto de Bilbao y seguridad a un colectivo formado por 400 trabajadores.

Ronda de contactos

La novedad que supone la firma reciente del V Acuerdo Marco del convenio de la Estiba, que adapta las relaciones laborales de los estibadores a la normativa comunitaria, está llevando a los dirigentes de los representantes de los trabajadores a una gira de reuniones para explicar las directrices de los convenios que deben firmarse a nivel local o provincial. Ha sido, recientemente, el caso del puerto de Avilés, donde se han llevado a cabo una jornada de debate y análisis frente a los nuevos parámetros que regirán a partir de ahora.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Ir arriba