Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La mejora en los cuellos de botella no se trasladará a la inflación hasta entrado 2023
Miguel Sebastián, coordinador académico de GATE Center; Rafael Galán del Río, “Perpe”, director del Área Económica del GATE Center, y Juan Ignacio Crespo, matemático español.
Miguel Sebastián, coordinador académico de GATE Center; Rafael Galán del Río, “Perpe”, director del Área Económica del GATE Center, y Juan Ignacio Crespo, matemático español.

La mejora en los cuellos de botella no se trasladará a la inflación hasta entrado 2023

Con un incremento en los fletes del 350 por ciento y 375 por ciento, la zona del Mediterráneo y Europa respectivamente son las regiones más afectadas, según el nuevo indicador del BottleNeck GATE presentado por el exministro de Industria Miguel Sebastián.

“El objetivo del BottleNeck GATE es medir los cuellos de botella en el comercio mundial, principalmente marítimo y estudiar su evolución en el tiempo (si empeoran, se estabilizan o mejoran) y, a partir de ahí, analizar su impacto en las economías mundiales”, explicó Miguel Sebastián, coordinador académico de GATE Center y exministro de Industria con J.L. Rodríguez Zapatero, durante la presentación del BottleNeck GATE.

El think tank GATE Center presentó el pasado día 15 de septiembre BottleNeck GATE, un indicador que recoge las tensiones, tanto de precios como de volumen, en el suministro de materias primas y de bienes industriales a los países occidentales.

Los primeros resultados del indicador, que se publicará con carácter mensual y se reestimará semestralmente, apuntan que entre junio de 2021 y junio de 2022 los cuellos de botella se incrementaron un 26,39 por ciento, debido al choque entre el incremento “desordenado” de la demanda y una oferta “más rígida” agravada por la política covid cero puesta en marcha por China durante el primer y gran parte del segundo trimestre de este año. No obstante, en los últimos datos analizados “se detecta un freno en la escalada de los cuellos de botella”, destacó Sebastián .

En concreto, los registros del BottleNeck GATE correspondientes al mes de agosto muestran una caída en el entorno del 2 por ciento. Si bien esto es una buena señal para las economías mundiales “el hecho de que los índices de comercio marítimo estén mejorando no quiere decir que su impacto se traslade de forma inmediata al IPRI (Índice de Precios Industriales) y, por tanto, a la competitividad de las empresas y a la inflación mundial, que es lo que lógicamente nos preocupa”, concluyó el coordinador académico de GATE Center.

A este respecto, desde el think tank consideran que no será hasta bien entrado el primer semestre de 2023 cuando se empiecen a notar los efectos en indicadores como el IPC.

Mayor afectación en Europa

En el webinar de presentación participaron también Rafael Galán del Río, “Perpe”, director del Área Económica del GATE Center y Juan Ignacio Crespo, matemático español, financiero y analista económico, que llevó a cabo los comentarios sobre el documento.

A lo largo de su intervención, Perpe, destacó que el indicador BottleNeck GATE muestra claramente que fue durante febrero de 2022 cuando los fletes marítimos alcanzaron sus máximos en la mayoría de rutas, “siendo la zona del Mediterráneo y Europa donde se registra la mayor afectación”. En concreto, el incremento fue de entre el 350 por ciento y el 375 por ciento, mientras que en Estados Unidos, Sudáfrica y Sudamérica el crecimiento fue de entre el 120 por ciento y el 140 por ciento.

Juan Ignacio Crespo, por su parte, aplaudió la iniciativa puesta en marcha por el think tank, “es una idea innovadora y necesaria en un momento convulso y repleto de incertidumbre como el que atravesamos, en el que el comercio internacional se erige como pilar para el desarrollo de las economías mundiales”.

Encarecimiento del crédito

Asimismo, durante el debate posterior a la presentación del indicador, Crespo quiso hacer referencia al impacto del encarecimiento del crédito tanto en el comercio internacional como, por extensión, en la inflación, “en la zona euro a las empresas no financieras ha crecido cuatro puntos, hasta el 6,6 por ciento”.

A este respecto, Miguel Sebastián, matizó que “la inflación depende de muchos factores -los cuellos de botella, el crédito, la cartera de pedidos como cartera de demanda-. En el caso del indicador BottleNeck GATE solo tomamos como referencia los cuellos de botella y si percibimos que hay un descenso que terminará reflejándose de forma positiva en la inflación industrial, que no olvidemos que representa solo un 20 por ciento de la de los bienes de consumo”.

Cuatro principales índices del comercio marítimo

La novedad que aporta el indicador BottleNeck GATE radica en su metodología, que aglutina los resultados de los cuatro principales índices del comercio marítimo -BDI (Índice Báltico Seco) normal y suavizado, CCFI (Índice de Cargas y Contenedores de exportaciones de China), Índice Harpex de mercado de fletamentos de buques contenedores y el Índice VHSS (New Contex) sobre tarifas de fletamento- otorgando a cada uno de ellos un peso diferente para, posteriormente, ponerlos en relación con el IPRI.

En este apartado, tal y como explicó Miguel Sebastián, “el promedio de los índices no sirve, ya que sobre o infravalora los resultados”. Así, para cada uno de ellos se estima, mediante procedimientos estadísticos, un coeficiente que recoge el verdadero peso de cada índice en el indicador de cuellos de botella, para reflejar una visión más cercana a la realidad.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados