Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Estados Unido se alía con Australia, Japón e India y crea más barreras a las cadenas de suministro

EL FOCO

Estados Unido se alía con Australia, Japón e India y crea más barreras a las cadenas de suministro

Atraviesan un momento muy delicado, debido a una suma de factores y cambios geopolíticos y económicos negativos
Los recientes cambios en la situación geopolítica mundial, los efectos de la pandemia de la COVID-19 y los conflictos armados que azotan Europa y el resto del mundo no han hecho más que empeorar la situación, ya de por sí compleja, de las cadenas de suministro mundiales.
 
La imagen de cientos de barcos atracados en el Canal de Suez, o la de miles y miles de contenedores apilados en el puerto internacional de la ciudad china de Shanghái sin poder ser embarcados debido al embotellamiento que sufre la cadena de suministro mundial, no son más que un reflejo de los problemas derivados de la globalización económica.
 
Asimismo, este colapso de la cadena de transporte internacional está provocando serios retrasos en las cadenas de suministro al darse numerosos problemas para realizar las entregas de materias primas a tiempo. Estos retrasos provocan una escasez que afecta considerablemente a la cadena de producción.

Barreras geopolíticas actuales para las cadenas de suministro internacionales

Según un estudio del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, las convulsiones geopolíticas y económicas, junto con el cambio climático y la ausencia de materias primas, están contribuyendo a agravar las perturbaciones de la cadena de suministro, que se producen cada vez de forma más frecuente.

Cambios geoeconómicos en el panorama mundial

Por otra parte, el conflicto por Taiwán, tras la visita de Nancy Pelosi a Taiwán, las relaciones entre Estados Unidos y China, que ya atravesaban ciertas dificultades en los últimos años, han tensado un poco más la cuerda.
 
Otro punto a resaltar cuando se tratan las dificultades en la cooperación con el gigante asiático, es el conflicto sistémico de núcleo ideológico entre un sistema con otras ideas de orden y los países occidentales, regidos por sistemas democráticos que no pueden aceptar el sistema chino.
 
En respuesta a esta presión creciente por parte de China, el presidente estadounidense, J. Biden, ha iniciado una alianza informal en la región del Indo-Pacífico entre Estados Unidos, Japón, Australia e India. El principal punto en común es la percepción de China como potencial amenaza.

El conflicto ruso-ucraniano

El principal efecto que puede percibirse de este conflicto es el aumento exagerado del precio de los combustibles (petróleo y sobre todo gas) a causa de las sanciones impuestas a Rusia a raíz del conflicto con Ucrania, dado que es el tercer exportador mundial de petróleo, tras Estados Unidos y Arabia Saudita, y uno de los principales productores y exportadores de gas.
 
Este aumento en el precio de los combustibles afecta directamente a las cadenas de suministro internacionales, sobre todo europeas, provocando a su vez un aumento del coste del transporte de mercancías que deriva en un aumento generalizado del comercio a gran escala.

El impacto de la pandemia de COVID-19 sobre la cadena de suministro

Para entender el gran impacto que la pandemia de la COVID-19 tuvo sobre la cadena de suministro es necesario tener en cuenta que, si bien terminó afectando al conjunto de la población global, esta se originó en China, considerada la “fábrica del mundo”, y no podemos olvidar la dureza de las medidas sanitarias que aún aplicadas en el gigante asiático.
 
La suspensión generalizada de las actividades, de modo irregular en el panorama global, provocó un desabastecimiento de mercancía y materias primas en un gran porcentaje de los sectores. Además, también ha dificultado enormemente el transporte de mercancías desde Asia hasta Europa.
 
Po ello, las empresas transitarias deben aumentar los tiempos de tránsito debido al colapso de envíos provocado, entre otras cosas, por la falta de personal. Esto, a su vez, ha ocasionado un aumento de las tarifas de transporte, mientras las restricciones aéreas de vuelos comerciales afectaban negativamente a la capacidad de importación y exportación de los países.
 
Demasiadas barreras para que las cadenas de suministro internacionales cumplan con su premisa principal: la fluidez. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados