Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Se 'cancela' la recuperación de Europa
Puerto de Shanghái.
Puerto de Shanghái.

Se 'cancela' la recuperación de Europa

Con las cancelaciones de los vuelos en los aeropuertos como analogía, Carsten Brzeski, director global de Macro de ING, habla sobre la turbulencia que está a punto de golpear la economía mundial.

“Mira Europa. Se están cancelando vuelos y trenes porque no hay suficientes trabajadores cualificados; la industria no estaba preparada para la temporada de verano posterior al COVID-19. La alta inflación está provocando "cancelaciones" del consumo y, cada vez más, también "cancelaciones" de nuevas inversiones y pedidos industriales. Como resultado, la tan esperada recuperación económica de la eurozona se ha cancelado”, asegura Carsten Brzeski, director global de Macro de ING.

“El repunte de la actividad económica tras el fin de los confinamientos en los sectores de la hostelería, el ocio y los servicios se ha visto contrarrestado por la guerra en Ucrania, las nuevas fricciones en la cadena de suministro y la alta inflación”, señala Brzeski.

Si bien muchos europeos intentan disfrutar del verano, ya se vislumbra un período económico de otoño e invierno muy caluroso. Es probable que ninguno de los factores de riesgo actuales para la economía de la eurozona desaparezca pronto, sobre todo la guerra en Ucrania.

La cadena de suministro de China

Más lejos, a menos que China cambie significativamente su estrategia de cero covid, los cierres de mayo en Shanghái no serán los últimos en poner a prueba las cadenas de suministro globales. ¿Y podrían las nuevas cepas de covid traer nuevas restricciones a medida que nos acercamos a los meses más oscuros? Es posible. Y por todo ello, hemos revisado a la baja nuestras previsiones de crecimiento para la eurozona y vemos una recesión a finales de año.

Y esto es sin predecir realmente una parada completa del petróleo y el gas rusos.

Subida de los tipos de interés

Con una recesión inminente pero una inflación obstinadamente alta, el Banco Central Europeo se enfrenta a múltiples dilemas, entre ellos, su primera subida de tipos de interés el 21 de julio.

“Hasta ahora, la mayoría de los funcionarios del BCE se han hecho eco de la línea adoptada en la última reunión, que el Banco 'pretende' aumentar las tasas en 25 pb. Parece estar inspirándose en la Reserva Federal de EE.UU, que también subió 'solo' 25 pb al comienzo de la reciente subida de tipos.

Sin embargo, el euro está cerca de la paridad y existe un alto riesgo de que las propias proyecciones macroeconómicas del BCE en septiembre muestren al menos una economía estancada en 2023. Y eso podría motivar a las autoridades a adelantar esas alzas previstas”, dice.

El segundo gran desafío es cómo combinar la lucha contra la inflación y el aumento de las tasas de interés sin desestabilizar los diferenciales de rendimiento de los bonos y arriesgarse a una nueva crisis del euro. La nueva herramienta antifragmentación del BCE solo puede funcionar si ilustra la voluntad del BCE de ser el prestamista de último recurso en la eurozona. Si los mercados financieros comienzan a dudar de tal compromiso, los detalles sobre el tamaño y la condicionalidad ya no importan.

La economía de la eurozona argumenta en contra del regreso de la crisis del euro. Las finanzas públicas eran más sostenibles al inicio de la pandemia. Los gobiernos utilizaron el largo período de tasas de interés bajas y negativas para refinanciar la deuda y reducir sustancialmente la carga de intereses.

La eurozona fue golpeada por un shock externo y no específico de un país; el Fondo Europeo de Recuperación proporciona apoyo fiscal paneuropeo y el marco institucional para hacer frente a las crisis de la deuda soberana también ha mejorado desde 2010. Además, nunca subestimes el capital político que se ha invertido en la unión monetaria más el hecho de que con el actual incertidumbre geopolítica y la guerra en Ucrania, es difícil ver a los gobiernos europeos torpedeando conscientemente la unión”, afirma el experto de ING.

“Sin embargo, la historia nos dice a todos que siempre seamos muy cautelosos cuando los economistas afirman que esta vez es 'diferente '. Sin una unión fiscal y política, la eurozona siempre será vulnerable pero, eventualmente, siempre será la política y no la economía la que decida sobre el destino de la unión monetaria. Al menos el mayor proyecto de integración europea no se cancelará este verano”, opina Brzeski.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados