Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. ¿Qué cambiará en el futuro con el COVID, la guerra y el precio del petróleo para la logística?

Christian Roeloffs, cofundador y CEO de Container xChange

¿Qué cambiará en el futuro con el COVID, la guerra y el precio del petróleo para la logística?

“Los confinamientos por COVID en China y la guerra en Ucrania han destrozado las expectativas de recuperación de la cadena de suministro”, afirma Christian Roeloffs, cofundador y CEO de Container xChange.

"Las empresas de logística desconfían de las rutas comerciales, los socios comerciales y los envíos hacia y desde Rusia. La volatilidad del mercado ha causado incertidumbres en el mercado que han causado retrasos masivos y capacidades reducidas", asegura Christian Roeloffs, cofundador y CEO de Container xChange.

"Los confinamientos inducidos por COVID en China y la guerra entre Rusia y Ucrania han destrozado las expectativas de recuperación de la cadena de suministro, que ha estado luchando para mantenerse al día con las presiones de las implicaciones resultantes de estas y muchas más interrupciones", dice Roeloffs.

La guerra ha impactado mucho en Europa. Primero, los contenedores están atrapados en las terminales esperando los transbordos a Rusia y el resultado es una gran acumulación. El segundo impacto significativo es en el ferrocarril China-Europa. El corredor norte sigue abierto, pero los volúmenes se reducen masivamente debido a la incertidumbre en el mercado. Eso ha empujado la carga hacia el transporte marítimo e incluso en algunos casos, hacia el transporte aéreo. La carga de bajo valor ha sufrido en gran medida porque la carga de alto valor ha sido empujada al transporte marítimo.

Por otro lado, a una escala más global, el aumento de los precios del petróleo ha tenido una gran repercusión como resultado de la guerra. Más actores logísticos no tienen claras las restricciones de hacer negocios con muchas empresas porque hay sanciones de segundo y tercer orden que también deben considerarse al hacer negocios. Las empresas dudan en tomar decisiones, la selección de nuevos socios se ve significativamente afectada.

Confinamiento en China

“Hay comentarios sobre las expectativas de una disminución significativa en las tarifas de los fletes. No creo que eso suceda necesariamente a corto plazo, pero a medio y largo plazo, se producirá un aumento de las tasas”, indica Roeloffs.

"Es casi como en un atasco de tráfico. Algunos hanpisado el freno muy fuerte y el problema es que esto conducirá a un aumento significativo de la demanda de servicios de carga que esencialmente se desatará una vez que las fábricas vuelvan a abrir. Y cuando la demanda regrese, los transportistas nuevamente no tendrán suficiente carga porque no se suministró lo suficiente a China durante los bloqueos del puerto y no hay suficientes buques disponibles, por lo que aumentarán los precios una vez más.

Por lo tanto, esto continuará impulsando la volatilidad en el mercado y la situación de congestión en el Transpacífico tampoco mejorará significativamente porque es casi como una situación de inicio-parada. Simplemente, volverá peor de lo que era porque la forma en que eliminas el atasco de tráfico no es deteniendo algo violentamente y luego pisando el acelerador nuevamente. Es como asegurarse de que el tráfico fluya a cierta velocidad", explica.

El impacto de los confinamientos por COVID en mercados clave tendrá consecuencias de mayor alcance que conducirán a la escasez de equipos en China, al aumento de las tarifas y al empeoramiento del atasco de tráfico en el transpacífico.

También hay conflictos sindicales en los Estados Unidos previstos para el mes de mayo, lo que históricamente siempre lleva a la desaceleración en los puertos de la costa oeste.

¿Cómo se presenta el futuro?

Necesitaremos cadenas de suministro más resilientes y eso significa menos concentración en rutas de alto volumen. Si bien China y Estados Unidos seguirán siendo significativamente masivos, las redes comerciales más pequeñas aumentarán en otros países del sudeste asiático, países potenciales de África y América del Sur, que recogerán parte de esta incertidumbre y parte del volumen que ahora se desvía de la gran nación proveedora. Este será un proceso muy gradual. Y nuevamente, no significa que la demanda de carga de China disminuirá ahora, pero creo que podría no crecer tanto.

Surgen pequeñas redes comerciales

Por lo que respecta a las implicaciones de la aparición de redes comerciales más pequeñas, una es que realmente no se necesitan enormes buques en redes comerciales más pequeñas. Habrá un aumento en la demanda de embarcaciones más pequeñas. En segundo lugar, el modelo de solo unas pocas paradas en China, cruzar el Pacífico, realizar algunas paradas en los Estados Unidos y después regresar, creo, disminuirá en importancia. Y habrá un aumento de las redes más complejas con más paradas y tiempos de respuesta más largos, aumentando aún más los tiempos de respuesta de los contenedores porque simplemente pasaron más tiempo en el agua.

“ Y por último, creo que aumentará la importancia de los actores más pequeños en el mercado y que pueden ser operadores más pequeños que básicamente recogen este tráfico intrarregional o incluso el tráfico transpacífico. 

Antes de la pandemia, la cadena de suministro tenía precios eficientes y un modelo de entrega “justo a tiempo” para obtener más beneficios.

Aumento de los precios del petróleo

El aumento de los precios del petróleo tendrá un impacto limitado en el comercio de contenedores a corto plazo. Pero, en general, los altos precios del petróleo golpean con fuerza cuando las tarifas de flete son muy bajas. Actualmente, cuando las tarifas de flete son astronómicamente altas desde los últimos dos años (por ejemplo, 10,000 dólares por un cubo de 40 pies de altura desde China a los EE.UU), el impacto de un aumento en los precios del combustible no tendrá un gran impacto en el corto plazo. Lo que queda por ver en el futuro es cómo se desarrolla la guerra y cómo la cadena de suministro desarrolla resiliencia.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados