Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Nacex enseña el oficio de la mensajería a los más pequeños a través del juego
Imagen del stand de Nacex en Micropolix.
Imagen del stand de Nacex en Micropolix.

EN MICROPOLIX

Nacex enseña el oficio de la mensajería a los más pequeños a través del juego

La firma de mensajería urgente de paquetería y documentación Nacex, que pertenece a Logista, patrocina un espacio y una actividad para niños en Micropolix. Se trata de un centro de ocio educativo de más de 12.000m2, ubicado en San Sebastián de los Reyes (Madrid), que reproduce una ciudad a escala para que los más pequeños realicen actividades y juegos relacionados con diferentes profesiones.

El espacio de Nacex recrea una actividad de ocio educativa relacionada con el sector de la mensajería a través del juego, proporcionando a los niños toda la equipación necesaria para adquirir ese rol y superar los retos propuestos.

“Desde Nacex nos planteamos crear un espacio temático de mensajería dentro de Micropolix para que los niños aprendan cómo es este oficio a través del juego. La puntualidad, el compromiso de entrega, la calidad, entre otros, son los valores que hemos querido reflejar en esta actividad. Además, el concepto de repartidor ha cambiado: ya no sólo transportamos paquetes, sino que además ofrecemos seguridad, tecnología e ilusión”, asegura Arianne Muñoz, directora de Marketing en Nacex.

Micropolix cuenta con diferentes espacios tematizados donde los niños de 4 a 14 años pueden aprender el valor del trabajo a través del juego. Micropolix tiene sus propias calles, plazas, banco, ayuntamiento, hospital, supermercados, plató de televisión, policía, etc. Para disfrutar de las actividades de ocio, los niños-ciudadanos deberán trabajar y ganar “Eurix”, la moneda propia de Micropolix. Durante unas horas, los niños se convierten en bomberos, arquitectos, músicos, médicos… y, también, en mensajeros.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados