Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Ni ron ni ginebra: un ‘cóctel’ logístico vacía los almacenes de bebidas espirituosas en España

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Ni ron ni ginebra: un ‘cóctel’ logístico vacía los almacenes de bebidas espirituosas en España

Los bares y establecimientos de ocio nocturno ya están notando las consecuencias de lo que, en palabras del sector de bebidas espirituosas, se ha convertido en un ‘cóctel’ de factores logísticos que está llevando, precisamente, a la escasez de los mismos. De momento, España está en riesgo de quedarse sin suficientes suministros de bebidas alcohólicas, especialmente whisky, ginebra, ron y vodka.

Así lo ha advertido el director de la patronal Espirituosos de España (FEBE), Bosco Torremocha, quien descarta que este fenómeno, como se ha llegado a apuntar, tenga su raíz en el incremento del consumo de alcohol por la relajación de las limitaciones tras la pandemia.

“La lectura de que hay un aumento brutal del consumo es falsa. No se está produciendo, lo que hay es un desabastecimiento de los mercados que afecta a determinadas categorías y marcas, porque esta crisis del comercio internacional no toca por igual a todo el sector”, detallaba en unas declaraciones a Efe.

El ‘cóctel’ perfecto

Al respecto, Torremocha ha hablado del ‘cóctel’ en el que se han entremezclado los costes del transporte marítimo, con unos fletes disparados; el encarecimiento de las materias primas, no solo con los ingredientes sino con elementos tan esenciales como el vidrio, el cartón o el corcho –imprescindibles para el embotellamiento -; y el atasco en las aduanas, por parte del Brexit.

En esta línea, para el ejecutivo la cuestión no es solo el incremento de los costes, sino que “aun pagando no tienes la certeza de cuándo te lo van a servir”.

Una supervivencia en peligro

Aprovechando el contexto, desde FEBE han alertado que, de prolongarse, la situación puede comprometer la supervivencia de algunas compañías. Así, si bien una rotura de stock “es un drama para una empresa, si dura dos semanas es menos trágico que si son tres meses”.

“Si se alarga y no puede atender pedidos, no tienes facturación y por tanto no tienes liquidez”, aclaran.

El problema también afecta a las exportaciones de los fabricantes españoles de espirituosos, que venden al exterior en torno al 40 por ciento de su producción.

“No hay que comprar 20 botellas de golpe”

No obstante, la alarma que ha generado esta realidad, que está llevando a la escasez de marcas de renombre como Johnny Walker, Seagrams, Beefeater, Absolut, Cacique o Barceló, no debe llevar a las compras de pánico, alertan.

Aunque durante estas Navidades pueda haber compañías que están teniendo problemas, Torremocha ha asegurado que “no va a faltar el alcohol”.

En esta línea, la organización mantiene la esperanza de que “en dos o tres semanas esto se pueda resolver”.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados