Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Las autonomías obstaculizan el acceso a las ayudas directas, a excepción de Madrid

Las autonomías obstaculizan el acceso a las ayudas directas, a excepción de Madrid

Aunque el pasado 26 de marzo una orden del Ministerio de Hacienda pusiera a disposición de las Comunidades Autónomas un total de 7.000 millones de euros como medida extraordinaria de apoyo a la solvencia empresarial, las autonomías aún no han puesto en marcha los procedimientos necesarios para su solicitud.

En medio de esta tendencia, destaca Madrid, la única comunidad por el momento que ha recogido en su página web los pasos a seguir para solicitar estas ayudas a fondo perdido. En el resto de casos sólo se hace referencia en notas de prensa a la firma del convenio, mientras que algunas comunidades hablan de la continuación de planes aún en marcha, como es el caso de Valencia, que a través de las nuevas ayudas ampliará el Plan Resistir con el Plan Resistir Plus o en Asturias, que ha anunciado que estas ayudas se pondrán en marcha en el segundo semestre del año.

¿Cómo afecta a la logística?

En total, son cerca de un centenar las actividades a las que podrán llegar estos recursos, tal y como recoge la información publicada por el Consejo de Ministros. Además del sector de la hostelería y la restauración, fuertemente golpeados por la caída del turismo, las ayudas irán dirigidas a la industria manufacturera, el comercio al por mayor y minorista, las actividades relacionadas con la cultura y el deporte, el mantenimiento aeronáutico y los sectores auxiliares al transporte, como la logística.

Este último punto ha generado el malestar de representantes como la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, que considera “absolutamente discriminatoria” la exclusión que se ha hecho del transporte de mercancías, teniendo en cuenta que muchas de sus empresas cumplen con el requisito de haber reducido en un 30 por ciento sus ingresos.

Esta distinción, apuntan, es “más aberrante aun cuando en cambio se ha incluido a los intermediarios y operadores logísticos que contratan a los transportistas, que sí podrán acceder a dichas ayudas”, por lo que exigen la rectificación del Gobierno.

Plan de ayudas directas

El pasado 13 de marzo, se publicó en el BOE el Real Decreto Ley 5/2021 de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial, conocido como el de las ayudas directas.

En la exposición de motivos de este RDL, se da por suficientes las medidas adoptadas para favorecer la liquidez de las empresas y lo que se pretende es que la solvencia no se vea afectada. Son conocidos a estas alturas los requisitos para acceder a estas ayudas que en resumen son:

  • No haber tenido pérdidas en 2019
  • Que la facturación haya caído más de un 30 por ciento
  • Estar al corriente de pago en las obligaciones tributarias y seguridad social
  • No haber presentado concurso de acreedores
  • Estar incluidos en alguno de los 95 CNAE’s que establece el RDL

Las empresas que las reciban deben mantener su actividad hasta junio de 2022, no podrán repartir dividendos en los años 2021 y 2022 y no pueden incrementar la retribución de la dirección durante al menos dos años.

Cuantía del plan

También recoge las ayudas máximas a las que se puede optar que en el caso de los autónomos es de 3.000 euros y en los profesionales en estimación directa o empresas entre 4.000 mínimo y un máximo 200.000 euros. En este caso (sometidos al impuesto de sociedades) distingue entre empresas de hasta 10 trabajadores, que podrán compensar hasta un 12 por ciento de las ventas del año 2020 y por encima de ese número de trabajadores la cuantía máxima será el 6 por ciento de las ventas de ese año.

Son ayudas finalistas, el destino de ese dinero será pagar a los proveedores y acreedores por orden de antigüedad de la deuda y el pago de los costes fijos devengados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021. En segundo lugar, la reducción de deuda bancaria contraída entre marzo de 2020 y mayo 2021 con preferencia la que tenga aval público.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados