Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Brexit: los minoristas amenazan con quemar sus productos ante el sobrecoste de las devoluciones

Brexit: los minoristas amenazan con quemar sus productos ante el sobrecoste de las devoluciones

La BBC asegura que cuatro importantes minoristas de Reino Unido están acumulando devoluciones en Bélgica, Irlanda y Alemania. Para recuperar su mercancía, una de ellas incurrirá en cargos de casi 20.000 libras.

“Es más barato para los minoristas cancelar la devolución que lidiar con todo, ya sea abandonando el producto o potencialmente quemándolo”. Así se refería Adam Masell, jefe de la Asociación de Moda y Textiles de Reino Unido (UKFT), al panorama que enfrenta actualmente su sector ante el incremento burocrático fronterizo y el sobrecoste logístico de operar fuera de Reino Unido.

Algunos minoristas, apunta la asociación, acaban valorando que quemar un producto es más rentable que devolverlo a su origen, dado que el acuerdo comercial alcanzado entre Reino Unido y la Unión Europea ha derivado en un incremento de los aranceles “en un momento en que las empresas ya están pasando apuros”.

Tal y como se han hecho eco medios como la BBC, las marcas High Street, el equivalente a las firmas que habitualmente se encuentran en las calles principales de las ciudades españolas, así como algunas marcas de lujo de Reino Unido, se están enfrentando a un volumen creciente de “productos atascados en los servicios de mensajería del continente”.

Asimismo, Mansell ha asegurado que, desde el 1 de enero, a muchos clientes europeos se les ha presentado una factura de aduana inesperada al recibir los productos procedentes de Reino Unido, fruto del acuerdo comercial para el Brexit.

Un coste añadido

"Es parte de la letra pequeña del acuerdo en curso", dijo Mansell. "Si está en Alemania y compra productos de Reino Unido, usted, como cliente alemán, es el importador que trae productos a la UE. Luego, una empresa de mensajería llama a la puerta y le entrega una factura de despacho de aduana que debe pagar para recibir sus mercancías".

Esto está llevando a muchos clientes a rechazar los productos, negándose a asumir los recargos adicionales y dejando que el mensajero se lleve los artículos.

Así, cuando los productos regresan a los depósitos en el continente, hay nuevos trámites aduaneros que completar. "Cargo por despacho de exportación, cargo por importación, cargo por IVA de importación y, dependiendo de las mercancías, también un documento con la normativa de origen", dijo Mansell.

Brexit: ¿Crees que la nueva gestión aduanera pone en peligro la estabilidad de la cadena de suministro?

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados