Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Informativas
  5. Noticias
  6. Eventos
  7. “El mercado de carretillas podría ir mucho peor”

X CUMBRE SECTORIAL

“El mercado de carretillas podría ir mucho peor”

Pese a la pandemia y el entorno económico, sus principales actores se muestran tranquilos, cifran la caída este año en torno al 22 por 100 y se muestran más preocupados por la imposibilidad de previsión.

La situación actual del mercado nacional de carretillas elevadoras y equipos de manipulación de interior “podría ser mucho peor”. Esa es una de las conclusiones del webinar que ha organizado el área de logística de Grupo C de Comunicación, que ha servido de marco para la X Cumbre del Sector de Carretillas Elevadoras, una reunión anual única y exclusiva que este año ha debido celebrarse en formato virtual.

Como en cada una de estas convocatorias, la presencia ha sido del más alto nivel entre las principales enseñas del mercado: Manuel Prats, director general de Alfaland; Alfonso Valderrama, director general de Crown Lift Trucks Spain; Jorge García, General manager, división comercial de UniCarriers; Robert Masip, director general de Still; Javier Elías, gerente de Ulma Carretillas Elevadoras; Cynthia Lynch, Territory manager Iberia de Yale; y Jose Mª Gener, director general de Toyota MHI.

Y junto a ellos David Alonso, Sales & Marketing director Commercial Specialty Tires de Continental, marca que participa, apoya y patrocina cada año estos encuentros. La moderación corrió a cargo de Ricardo J. Hernández, director de Cuadernos de Logística.

El sector de manutención, en el ámbito doméstico, está sufriendo como el resto la situación económica provocada por la pandemia, si bien –quizás por haber vivido otras crisis financieras recientes y profundas, señalaban los asistentes- está resistiendo relativamente bien. Sobre todo en el segmento del alquiler, sin grandes sobresaltos y con niveles muy aceptables, incluso incrementados, en posventa y mantenimiento. Y algo muy importante “con poca tensión en los pagos”, una circunstancia favorecida “sin duda” por la disponibilidad de dinero en forma de créditos, ayudas e incentivos.

Futuro incierto

Todo no son buenas noticias, sin embargo. Preocupa el futuro y la dificultad de realizar previsiones en un entorno tan complejo. Aún así algunos cifran la caída del mercado entre un 20 y un 22 por 100 sobre 2019, lo que supondría estar por encima de las 20.000 y por debajo de las 25.000 unidades. En el primer semestre de 2020 la caída ha sido del 20,6 por 100.

Preocupa, también, la “mayor afectación” global de esta crisis provocada por la pandemia, frente a la última crisis financiera. Particularmente la situación de Madrid en esta segunda ola, por ser “el corazón logístico” del mercado nacional. Y preocupa la caída de sectores como “el turismo, la automoción o el aeroportuario”.

Tendencias aceleradas

Otras circunstancias a tener en cuenta son algunas tendencias “que ha acelerado la crisis”, como la automatización cada vez mayor o el cambio de tipología de máquinas hacia equipos eléctricos de interior, de menor dimensión y con conductor acompañante (la denominada Clase III), que ya suponen el 65 por 100 del total, en detrimento de las contrapesadas, lo que significa a igualdad de unidades “menor valor del mercado”.

Para acabar este resumen, que será mucho más extenso en el número de octubre de Cuadernos de Logística (ediciones impresa y digital), la unanimidad de los reunidos al reconocer el sector su capacidad y rapidez para adaptarse a las circunstancias, tanto a trabajar “en la virtualidad” como a seguir y mantener “como algo ya habitual” todos los protocolos de higiene y seguridad.

Igualmente unanimidad al reconocer que pese a la profundidad esta será una crisis “con el horizonte acotado” y también coincidencia en la dura queja sin paliativos ante la falta de liderazgo político –con independencia del signo- que provoca un impacto económico muy negativo, que soportan las empresas, donde sí “existe un liderazgo efectivo que permite preservar la salud de sus trabajadores”.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados