Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. “Ya no somos el ‘patito feo’ o el gasto que había que asumir”. La supply chain, hoy y mañana

“Ya no somos el ‘patito feo’ o el gasto que había que asumir”. La supply chain, hoy y mañana

Fruto de los efectos secundarios de la epidemia, la cadena de suministro se ha visto abocada a adaptarse a una realidad casi tan incierta como el futuro. Ante este panorama, muchos de sus actores se cuestionan el verdadero aprendizaje de esta atípica situación, la capacidad de adaptación del sector y el papel de las personas en la misión de la logística.

C de Comunicación, a través de Cuadernos de Logística y con la colaboración de Vector ITC, ha querido dar respuesta a esta y otras cuestiones con la organización del webinar “El papel de la supply chain en el escenario actual y futuro: lecciones aprendidas, factor humano y sostenibilidad”, celebrado ayer, 17 de septiembre.

En ella, expertos como Jaume Bonavia, director general del operador Alfil Logistics; Patricio López de Carrizosa, director de logística de Scalpers; Virginia Barrionuevo, directora de logística de Productos Lácteos TGT; Darío Alonso, CEO de Aghasa Turis y de e-logistics; Mar Chao, directora de Desarrollo Comercial y de Negocios y responsable del Port Community System de la Autoridad Portuaria de Valencia; Ana María Cobos, directora de TMS de Ágora; y Antonio Gálvez, director de Consultoría y Soluciones de Vector ITC, han realizado una radiografía de la situación actual, aventurándose a pronosticar lo que pasará el día de mañana. Como moderador ha actuado Ricardo J. Hernández, director de Cuadernos de Logística.

Una de las primeras conclusiones, expuesta por Ana María Cobos, es que, a la hora de preguntarse por el papel de la logística, se debe comenzar por el final. “Ya somos importantes, pero ¿cómo seguimos?”.

El escenario actual ha traído más incógnitas que certezas, aunque si ha de extraerse alguna, según Bonavia, es que “con esta pandemia hemos aprendido a aprender”. Colaboración, resiliencia y agilidad son ahora más importantes que nunca para todos los actores de una cadena de suministro que, en palabras de Cobos, ha reforzado el papel de “centrocampista” de la logística.

El sector “es el nexo de los agentes económicos” y la pandemia nos ha hecho más conscientes de ello”, resalta Alonso, añadiendo que, pese a “todas las mejoras que tenemos que pelear, hemos sabido reaccionar”.

Precisamente, la crisis sanitaria se ha convertido en impulsora de lo que Barrionuevo califica como una “gran ocasión” para compartir conocimientos entre los diferentes sectores. Gracias a la empatía entre las cadenas de suministro se ha logrado asegurar el abastecimiento, “generando nuevos planes de contingencia para afrontar las condiciones actuales”.

Lo extraordinario, hecho ordinario

“La cadena de suministro en general y la logística en particular siempre han sido vistas como algo accesorio, pero la situación ha funcionado como catalizador. Ya no somos el patito feo o el gasto que tenían que asumir muchas empresas, ahora somos parte de sus estructuras de decisión”, aclara López de Carrizosa sobre cómo ha cambiado el papel del sector.

En definitiva, tal y como afirma Gálvez, “la pandemia ha sido una buena campaña de imagen para la supply chain”.

A pesar de haber tenido que gestionar “mucho en muy poco tiempo”, Chao coincide con Barrionuevo al afirmar que en algunas empresas han tenido que enfrentarse a la improvisación, aunque es importante distinguir entre ello y los procesos que estaban planteados y no pudieron ponerse en marcha antes de la llegada del COVID-19.

Dar la cara al futuro

En lo que respecta a las perspectivas a medio y largo plazo, los partícipes han coincidido a la hora de enumerar los cambios a los que ha de enfrentarse la cadena de suministro para garantizar su supervivencia.

Así, mientras Chao ha resaltado el papel de la digitalización de datos y la automatización de ciertos procesos, López de Carrizosa ha puntualizado la importancia de las personas, destacando que “cualquier equipo sin ellas, no vale”. Por su parte, la conciencia y la consciencia son, para Cobos, las dos lecciones a aplicar para ser capaces de resolver y dar solución a los retos.

“No podemos cometer el error de pensar que esto no volverá a pasar”, asegura Barrionuevo, para lo cual el director de logística de Scalpers ha concluido con una breve reflexión: “No podemos generalizar hacia donde tenemos que mirar. Lo primero es mirar hacia dentro, las empresas deben conocer sus capacidades y limitaciones, sabiendo lo que tienen. Muchas veces buscamos fuera las soluciones a problemas internos. Queremos salvar con proveedores las carencias que tenemos dentro, sin evaluar si es la mejor solución”.

El primer paso es, por tanto, conocer cada uno de los eslabones de la cadena de suministro, su potencial y sus fallos. A partir de ahí, mirar al futuro con los ojos fijos en la automatización, la sostenibilidad y la gestión del conocimiento de todos aquellos que hacen que la logística siga en pie.

La mesa redonda virtual ha dado incluso para abordar otros temas que han mantenido muy vivo el debate: el sobrecoste material y humano que ha supuesto la pandemia para la logística, la necesidad de estandarizar la tecnología para compartir información de manera más ágil, el presumible cambio de las competencias y aptitudes de los profesionales de la logística, la colaboración como clave para compartir datos básicos y hacer más eficaz la cadena de suministros.

Para difundir todo este conocimiento experto, Cuadernos de Logística publicará un amplio reportaje sobre el desarrollo el webinar en su próxima edición.

Comentarios (1)

This comment was minimized by the moderator on the site

El valor de la logística se hace muy trasparente en situaciones de alta complejidad y flexibilidad, veo importante destacar la alta implicación humana que esta siendo necesaria.
Debemos aprender a hacer más con menos en el futuro próximo...
Estandarización y flexibilidad se consiguen con procesos y organización, pero también a través de la digitalización y la automatización,

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados