Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El pago por uso para el transporte por carretera, ¿un futuro ineludible y necesario?

El pago por uso para el transporte por carretera, ¿un futuro ineludible y necesario?

España se sitúa a la cola en inversión para la conservación de su red de carreteras. Así ha quedado reflejado en el último informe de ACEX, que califica como “milagro” el mantenimiento de las autovías nacionales, teniendo en cuenta que se trata del país que “menos invierte”.

El informe, encargado de realizar la comparativa entre España y otros homólogos europeos como Francia, Italia, Reino Unido y Alemania, refleja que en 2017 España invirtió 22.489 euros/km equivalentes, mientras que Italia, el siguiente en menor inversión, destinó casi el doble, 41.537 euros/km equivalentes.

Alemania ha pasado de destinar a conservación el 46 por 100 de la inversión total en carreteras en 1992, al 56 por 100 en 2003, para saltar hasta alcanzar el 70 por 100 en 2016. Sin embargo, en España se observa una enorme carencia en cuanto a conservación. Además, la importante inversión realizada en las líneas de Alta Velocidad Española (AVE) ha minimizado los recursos destinados a las carreteras, pasando de los 1.300 millones de euros de inversión en 2009 a los 760 millones de euros en 2017.

En el caso de Alemania, a pesar de ser el único país que aumentó su presupuesto de conservación, registró de 2013 a 2016 inversiones netas negativas lo que, unido a la antigüedad y al incremento del tráfico, provocó un enorme deterioro de la red de carreteras germana.

Por su parte, Italia sufrió una fuerte caída de la inversión en conservación en 2008 y 2009, que pese al ligero incremento en los años siguientes, desembocó en la preocupante situación actual de claro mantenimiento insuficiente, que se agudiza en las carreteras provinciales y regionales, cuya inversión es de apenas 3.500 euros/km.

Francia ha sufrido un empeoramiento del firme de carreteras del 10 por 100, pese al incremento del presupuesto destinado a conservación. En Reino Unido también la tendencia es decreciente. En 2017, la inversión alcanza los 2.500 millones de euros, un 55 por 100 menos que diez años antes.

¿Cuál es el mejor modelo de conservación?

El presidente de ACEX subraya que “atender regularmente los pequeños deterioros, resulta tres veces más barato que realizar reparaciones mayores”. Los datos de España indican que los recursos destinados a la conservación de las autovías deberían situarse en unos 80.000 euros/km (IVA incluido) y para las carreteras convencionales la inversión debería alcanzar los 38.000 euros/km (IVA incluido), mientras que en redes autonómicas y locales la inversión ideal se situaría en los 21.000 euros/km, dada la menor intensidad de circulación. En su conjunto, debería dedicarse 1.300 millones de euros al año a la conservación de carreteras. Con estas inversiones, estaríamos en el orden de magnitud de los países del entorno.

En cuanto a los modelos de gestión de conservación, varían mucho de un país a otro, de su organización administrativa y política y de la naturaleza de la red viaria. El modelo debería garantizar una asignación estable de recursos humanos, materiales y de gestión para una adecuada conservación. Un pacto de Estado por las infraestructuras favorecería esta situación. Según Pablo Sáez, “unos criterios estables de asignación de fondos generan mejores resultados que las asignaciones que dependen de los cambios o de las restricciones presupuestarias anuales nacionales, regionales o locales. De ahí la necesidad urgente de un Pacto de Estado de infraestructuras”.

Las conclusiones apuntan que la conservación de carreteras no es concesionable, ya que se trata de una inversión y/o un gasto sistemático y continuado que no se puede diferir en el tiempo y, por lo tanto, no se puede financiar con intereses. Abordar la financiación mediante un modelo de contrato de servicios a través de una gestión pública, favorece un mejor control económico España pasa a ostentar el último puesto en la conservación de carreteras.

Y tú, ¿consideras útil el sistema de pago por uso para la conservación de carreteras?

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados