Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El transporte marítimo de corta distancia, ¿la alternativa más inteligente?

El transporte marítimo de corta distancia, ¿la alternativa más inteligente?

Las primeras medidas internacionales para la recuperación económica tras el impacto del coronavirus empiezan a ver la luz. Si bien muchos optan por volver a la antigua normalidad, lo cierto es que un grupo de pensadores críticos han visto en esta situación una oportunidad sin precedentes para repensar los modelos de negocio, dirigiendo sus objetivos hacia una mayor sostenibilidad.

En el mundo logístico, esta misma corriente de pensamiento empieza a alzar la voz, reclamando un uso más eficiente de los métodos de transporte, desde las nuevas modalidades hasta los medios más tradicionales. Y en este nuevo entorno, ¿qué papel juega el transporte marítimo?

Según la compañía de transporte internacional Greencarrier, adoptar medidas como el establecimiento de “autopistas marítimas” de corta distancia y mejorar los enlaces entre los puertos marítimos y las redes interiores, puede marcar la diferencia y convertir este modelo de distribución en el “más inteligente” y la “alternativa más sostenible”.

“Adoptar el concepto de transporte marítimo de corta distancia puede contribuir a resolver los problemas predominantes del transporte por carretera en Europa”, aseguran. Eso sí, no se trata de eliminar los camiones y furgonetas de las carreteras, sino de reforzar las sinergias y suplir las carencias de unos con las fortalezas de otros, aclaran.

Sostenibilidad, rentabilidad y seguridad: la tríada del transporte marítimo

Cuando se trata de reducir la huella ecológica, el transporte marítimo es conocido por ganar la batalla contra el transporte por carretera. Menos vehículos pesados ​​en las carreteras europeas significa menos impacto negativo en el medio ambiente.

Mover volúmenes importantes de mercancías desde las carreteras europeas a rutas marítimas cortas contribuiría en gran medida a reducir las emisiones de CO2 causadas por esta modalidad.

Asimismo, las tarifas de transporte marítimo son más bajas que las tarifas de transporte por carretera, especialmente cuando se envían grandes volúmenes de carga y carga más pesada.

En último lugar, destaca la compañía nórdica, la reducción de vehículos pesados ​​en las carreteras contribuiría en gran medida a flujos de tráfico más suaves y una conducción más segura con menos estrés y disturbios, así como un mayor potencial para que los camiones se mantengan a tiempo y cumplan con los tiempos de entrega.

Menos desgaste de los vehículos pesados ​​también aflojaría las tensiones en el mantenimiento de las carreteras europeas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados