Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El Puerto de Barcelona apuesta por el ferrocarril y consolida su modelo ferroviario

El Puerto de Barcelona apuesta por el ferrocarril y consolida su modelo ferroviario

El Puerto de Barcelona ha completado de forma satisfactoria la auditoría de su Sistema de Gestión de Seguridad y Operativa Ferroviaria, un paso necesario para que el centro consolide su rol como administrador de este tipo de infraestructuras. Se trata de un conjunto de medidas que deben establecerse para garantizar que las operaciones se desarrollen de forma segura, sistematizada y optimizada.

Entre otros aspectos, la auditoría ha analizado la operativa y la normativa de circulación ferroviaria; la gestión y mantenimiento de las infraestructuras; el plan de contingencias en caso de incidentes; así como los diferentes procesos de control y comunicación. En sus conclusiones ha destacado que el modelo implantado en el Puerto de Barcelona es suficientemente robusto y adecuado para garantizar la seguridad en la circulación ferroviaria.

¿Por qué apostar por el ferrocarril?

Desde hace años, el Puerto de Barcelona viene realizando una firme apuesta por el ferrocarril como medio más sostenible, eficiente y competitivo para conectar con las sedes principales de los mercados españoles y europeos. Esta apuesta ha sido impulsada también por las terminales y operadores portuarios, de forma que hoy día las principales terminales del puerto -contenedores, vehículos, graneles sólidos y líquidos- cuentan con infraestructura ferroviaria.

Actualmente hay en servicio en el puerto de 50 km de vías y 15 terminales ferroviarias en ancho métrico, ibérico y UIC. Además, Barcelona es el único puerto de la península ibérica conectado directamente a la red ferroviaria europea.

Su apuesta por la intermodalidad ha permitido que la cuota ferroviaria de contenedores haya pasado de ser de un 3,2 por 100 en 2006 a un 13 por 100 en el 2019, mientras que la de vehículos se sitúa en el 35 por 100. Eso permite reducir las emisiones de la actividad portuaria y mejorar la calidad del aire del entorno. De hecho, según informan, los servicios ferroviarios del Puerto de Barcelona supusieron durante el año 2019 el ahorro de 50.000 toneladas de CO2.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados