Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Mientras aumentan las muertes, EE.UU. presiona a México para mantener abiertas las plantas de propiedad estadounidense

Mientras aumentan las muertes, EE.UU. presiona a México para mantener abiertas las plantas de propiedad estadounidense

Los principales fabricantes de Estados Unidos, respaldados por la administración Trump, han presionado con éxito a México para mantener en funcionamiento las fábricas que aseguran la cadena de suministro nacional. A pesar de que las muertes por COVID-19 se disparan día tras día en las fábricas de México, EE.UU. lanza un mensaje claro: es hora de que las plantas que han detenido su producción vuelvan al trabajo.

El gobierno de EE.UU. ha organizado una campaña para convencer a México de que vuelva a abrir muchas de las fábricas que se cerraron debido a las pautas de distanciamiento social del país, advirtiendo que la cadena de suministro de la zona de libre comercio de América del Norte podría quedar paralizada permanentemente si las fábricas no reanudan la producción pronto.

"La destrucción de la economía también es una amenaza para la salud", tuiteó Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México, la semana pasada. "Hay riesgos en todas partes, pero no todos nos quedamos en casa por miedo a sufrir un accidente automovilístico".

En una advertencia contundente, el embajador dijo que, si México no respondía a las necesidades estadounidenses, perdería los empleos que proporcionan estas fábricas.

"No tienes 'trabajadores' si cierras todas las empresas y se mudan a otro lado", dijo a través de la red social. "Por supuesto, la salud es lo primero, pero para mí parece miope sugerir que los efectos económicos no importan".

La presión también provino de los directores ejecutivos corporativos estadounidenses, más de 300 de los cuales enviaron una carta al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, diciendo que estaban "profundamente preocupados" por el cierre de fábricas, y del Pentágono, que ha implorado a México reabrir las plantas que hacen piezas de armamento.

Las autoridades mexicanas han comenzado a ceder, a pesar de las advertencias de las autoridades de salud de que la apresurada reapertura de las fábricas podría provocar incremento exponencial en el número de muertes.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados