Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. POST COVID-19: Más servicio a domicilio, menos calidad

POST COVID-19: Más servicio a domicilio, menos calidad

La desescalada progresiva en las distintas regiones de España, anunciadas en la tarde de ayer por parte del Ejecutivo, ha provocado que el sector de la hostelería comience a prepararse para la vuelta a la actividad. No obstante, el futuro presenta un panorama bastante distinto al que nos dejó el escenario pre-crisis, con un aumento considerable en el número de restaurantes que ofrecerán servicios de distribución a domicilio, según el grupo logístico de última milla Mox.

Entre los cambios que augura la firma, no sólo se encuentra el aumento en la oferta y la demanda, sino las dificultades próximas para reclutar a repartidores y la bajada de la calidad del servicio debido a la entrada de agentes inexpertos en la cadena de suministros y distribución.

La entrega de comida a domicilio aporta en España actualmente unos 660 millones de euros según datos del observatorio Sectorial DBK, cifra que supuso un incremento del 6 por 100 de 2018 a 2019. Esta tendencia creciente despuntó durante el confinamiento ya que los restaurantes que permanecen abiertos han aumentado en un 40 por 100 sus pedidos según datos de Just Eat.

Según Mox, el panorama tras la cuarentena seguirá con tendencia al alza. “Muchos restaurantes se embarcarán en el food delivery porque creen que éste es su salvación hasta que puedan tener el 100 por 100 del aforo. Estos negocios nos estarán tan profesionalizados como otros por lo que la calidad de la comida y del servicio decrecerá mucho”, vaticina Jaume Boada, Country Manager de Mox en España.

Esta empresa de última milla asegura que los marketplaces de food delivery juegan ahora un papel fundamental como árbitros de calidad. En palabras de Boada, “son estos quienes deben dar un servicio de calidad y esto conllevará a destinar partidas mayores al delivery. No tendría sentido alguno querer tener buenos restaurantes y no invertir en este proceso clave. Además, han de dejar claro que, si un nuevo restaurante no cumple unos mínimos de calidad en su delivery, debe ser dado de baja rápidamente por el bien común”.

Esta nueva situación llevará anclada la necesidad de tener más repartidores para hacer frente a esta demanda, otra problemática que advierten desde el grupo Mox: “Los marketplaces de food delivery quieren a muchos repartidores trabajando pocas horas y de forma simultánea. Ni salarios ni horarios invitan a trabajar por lo que nos encontramos con un futuro complicado. O el sector cambia o habrá una oferta escasa de repartidores y esto será una auténtica subasta por encontrar profesionales”, advierte Gregorio López, CEO del grupo MOX.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados