Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La “pesadilla logística” de las empresas extranjeras en China
Sistema de Salud Militar y Agencia de Defensa de la Salud de EE.UU
Sistema de Salud Militar y Agencia de Defensa de la Salud de EE.UU

La “pesadilla logística” de las empresas extranjeras en China

La encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Shanghai ha puesto de relieve que, de las 109 empresas estadounidenses en el este de China, dos tercios han reanudado la producción. No obstante, el 78 por 100 aseguran no tener suficientes trabajadores para operar sus líneas normalmente tras la expansión del coronavirus.

Ker Gibbs, presidente de la Cámara, comentó que los trabajadores actualmente están sujetos a restricciones de viaje y cuarentenas. A causa de ello, “la mayoría de las fábricas carecen de activos, incluso después de que se les permite reiniciar". Ante tal situación, la institución ha afirmado que las empresas occidentales en China están experimentando una "pesadilla logística" para reiniciar su actividad en el país de origen del coronavirus.

Fuera de la provincia de Hubei, centro de la epidemia aislado desde el 23 de enero, muchas áreas metropolitanas han impuesto reglas de contención que obligan a sus residentes a quedarse en sus hogares y restringir severamente el tráfico.

Falta de medidas de prevención

"En algunos distritos, para poder reiniciar, debe proporcionar dos máscaras por día a cada empleado y tener dos semanas de inventario", dijo Paul Sives, jefe de la Cámara de Comercio Europea para el suroeste de China.

"Pero no se pueden encontrar tantas máscaras en China" donde hay escasez, dijo. Muchas compañías los ordenan desde el extranjero, pero la entrega sigue siendo complicada.

El desafío del reinicio en la producción

Obtener los permisos necesarios para reanudar la actividad varía en función del distrito. “Hay una gran acumulación de solicitudes de autorización pendientes y muy poca indicación del procedimiento”, dijo Sives.

A ello se suman las complicaciones de reanudar la producción ya que hay una gran cantidad de fábricas chinas subcontratadas que suministran componentes a extranjeros. Señal de ello es el caso de Volswagen, que destacó los "desafíos de la cadena de suministro" y los "viajes limitados de los empleados".

“Si faltan los frenos, ¡no puedes vender un auto! La sincronización de los suministros sigue siendo incautada ”, agregó Joerg Wuttke, presidente de la Cámara de Comercio Europea en China durante una conferencia telefónica el martes.

"Si tienes la suerte de tener conductores (de vehículos pesados), debes darte cuenta de que un conductor que salga de Shanghai hacia la provincia (vecina) de Jiangsu será puesto en cuarentena a su regreso", sin contar los diversos "permisos" locales para el viaje, comentó el Sr. Wuttke.

Como explica, “si se produce y no se entrega, entonces se llenan los almacenes. Las acciones de muchas compañías ya están llegando a su punto máximo”.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados