Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

25 millones de toneladas de CO2: el coste de la última milla para 2030

Un nuevo análisis publicado por el Foro Económico Mundial ha estimado que las entregas de última milla en zonas urbanas están en proceso de aumentar hasta un 30 por 100 para 2030. Sin una gestión adecuada, las emisiones podrían llegar a alcanzar los “25 millones de toneladas de CO2 emitidas anualmente.”

Esta previsión, que recoge el informe elaborado por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), McKinsey & Company y el Foro Económico Mundial, sugiere que la demanda de entregas de última milla en zonas urbanas aumentará un 78 por 100 para 2030, lo que implica un aumento del 36 por 100 de vehículos en las 100 ciudades sujetas al estudio.

Ante esta perspectiva, Bernd Heid, socio principal de McKinsey & Company, ha destacado que ven “que numerosas soluciones tecnológicas y de la cadena de entrega funcionan de manera independiente.” Sin embargo, su estudio muestra que “en un ‘escenario de ecosistema’ en el que los actores públicos y privados trabajan juntos de manera efectiva, las emisiones producidas por las entregas y las congestiones de tráfico podrían reducirse en un 30 por 100 hasta 2030, en comparación con un escenario de ‘no hacer nada’, y la tecnología puede ayudar a reducir los gastos de envío en un 25 por 100 al mismo tiempo.”

Entre las opciones que tienen un mayor impacto en la reducción del CO2, el informe aconseja el uso de vehículos ecológicos, la transición a vehículos eléctricos o de batería y, a largo plazo, el uso de vehículos eléctricos de hidrógeno. Este cambio supondría “reducir las emisiones de CO2 entre un 16 y 24 por 100.”

La última milla retrasará 11 minutos los trayectos urbanos

Al aumento de las emisiones, como indica el análisis, debe sumarse otro efecto colateral: la congestión del tráfico, “que aumentará más del 21 por 100”, lo que se traduce en una media de 11 minutos más por trayecto.

«La demanda de los consumidores por la comodidad de las compras online y la entrega rápida está aumentando rápidamente y las empresas están luchando para satisfacer esta demanda con opciones de entrega sostenibles», asegura Christoph Wolff, Jefe de Movilidad del Foro Económico Mundial.

No obstante, los autores del estudio sostienen que existen “intervenciones efectivas” para paliar este efecto, como la “redirección dinámica”. Esta práctica consiste en “encontrar la mejor manera de llegar de un punto a otro a través de constantes actualizaciones que reducen el kilometraje y el tiempo que los conductores necesitan para entregar mercancías.”

Por otro lado, también barajan otras soluciones que incluyen “entregas en la calle por robots automatizados, o droides, y casilleros para paquetes”.

Noticias relacionadas

Conseguir una logística de última milla eficiente gracias a microfulfillment Conseguir una logística de última milla eficiente gracias a microfulfillment
Dematic lanza Micro-Fulfillment un nuevo sistema de automatización...
1 de cada 2 PYMES españolas ya ha realizado envíos de última milla 1 de cada 2 PYMES españolas ya ha realizado envíos de última milla
Las exigencias del consumidor español respecto a sus envíos giran en...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados