Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los transportistas encuentran “múltiples dificultades” para cumplir con las exigencias ambientales

Desde que la semana pasada se celebrara una reunión del Comité Madrileño de Transporte junto con la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, en la que el foco de la conversación fue la necesidad de elaborar subvenciones y ayudas para que el sector del transporte pueda renovar sus flotas, el mismo asegura encontrarse en una situación en “incertidumbre” en la que encuentran “múltiples dificultades” para cumplir con las nuevas exigencias ambientales que se presentan en la Comunidad de Madrid.

En este sentido, ha sido la ATA (Asociación de Transportistas Autónomos), quien ha manifestado su preocupación por el contexto actual, caracterizado por las dudas en cuanto al tipo de vehículo que se deberá utilizar en los entornos urbanos para entregar las mercancías y cumplir a la vez con las nuevas normativas en materia de sostenibilidad.

El foco del problema, tal y como lo ha planteado la ATA, es que ahora los transportistas, no solo tienen que cambiar sus vehículos, sino que además deben escoger el vehículo más adecuado según las exigencias, aun sin tener constancia de cuál será la evolución de los nuevos tipos de propulsión.

Por su parte, la Comunidad de Madrid pretende lanzar un paquete de ayudas para los vehículos eléctricos que intervienen en las entregas urbanas o de última milla.
Y, aunque el objetivo es ayudar al sector a renovar el parque móvil, desde el punto de vista de la ATA, estas subvenciones son, todavía, “insuficientes”. Puesto que no solo se trata de cambiar la flota, algo que, evidentemente, “no se puede afrontar sin ayudas, resulta casi imposible”, sino que también hay que tener en cuenta que los modos de energía que se están discutiendo para favorecer la reducción de emisiones en la ciudad, todavía no son tecnologías 100 por 100 eficaces y “aún les falta mucho camino por recorrer”.

Tras la reunión y la puesta en común, la ATA ha querido destacar que todas las ayudas son bienvenidas para efectuar el cambio a los medios de transporte más sostenibles, pero que, al final, para poner en marcha dicha migración, es necesario que el sector cuente con las infraestructuras adecuadas que acompañen al cambio: “de nada sirve el plan de calidad del aire si en paralelo no se crean unas infraestructuras y se lanzan ayudas para hacer viable el citado plan“.

De igual manera, insisten en que es “necesario” homogeneizar los criterios a nivel municipal, puesto que podría ocurrir que se homologasen vehículos en ciertos municipios que en otros no estuvieran permitidos. Y esto supondría un problema al que hay que buscarle solución.

Noticias relacionadas

Los premios SIL 2018 distinguieron la innovación, eficiencia y la sostenibilidad logística Los premios SIL 2018 distinguieron la innovación, eficiencia y la sostenibilidad logística
El 20 Aniversario del Salón Internacional de la Logística y la...
Realidad aumentada para mejorar la experiencia de última milla Realidad aumentada para mejorar la experiencia de última milla
Con el fin de mejorar la eficiencia y reducir la probabilidad de...
Fomento y el transporte se reúnen: Fomento y el transporte se reúnen: "el sector está sumido en un clima de desánimo y crispación"
El deterioro del mercado español del transporte por carretera y el...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados