Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
Imagen: Indrone Park.
Imagen: Indrone Park.

INDRONE PARK

La novedad con la que Barcelona potencia el uso de drones

En los últimos años, los drones se han convertido en los juguetes estrella, tanto para niños como para adultos y, cada vez más empiezan a considerarse posibles herramientas de trabajo en la distribución urbana de mercancías gracias a sus múltiples ventajas, desde el mínimo impacto medioambiental hasta la rapidez y accesibilidad. A pesar de eso, estas herramientas presentan desventajas entre las que se encuentra la poca formación en volarlos. Además, entre prohibiciones y dificultades de uso no se puede volar un dron en cualquier parte y el primer vuelo suele "ser dramático: se estrella, se rompe, se pierde... etc."

Es por ello que, para que todo aquel que tenga un dron aparcado en una estantería de casa pueda volarlo, se ha inaugurado recientemente en Barcelona, en la localidad de L’Hospitalet del Llobregat, la primera pista indoor de España, y una de las pocas que existen en todo el mundo. Se trata de Indrone Park, un espacio multifuncional para volar drones, que pueden ser propios o prestados por el parque, de forma lúdica en un entorno cerrado, controlado y seguro.

Indrone Park, que puede suponer el punto de partida para "perderle el miedo a estos dispositivos", cuenta con dos pistas: un circuito FPV de 1.200 metros cuadrados para pilotar drones, en el que los pilotos pueden demostrar su destreza y pericia pilotando drones. Se organiza en franjas de 15 minutos, con un máximo de 8 pilotos de forma simultánea. La segunda pista es un circuito de 200 metros cuadrados donde los pilotos pueden practicar con sus propios drones, y en la que se pueden celebrar eventos, y combates de drones. Estas pistas se pueden alquilar por franjas horarias desde 5 euros, y los amantes de los drones también pueden hacerse socios por 50 euros mensuales sin límite de vuelos.

Según explica Javier de Mendoza, cofundador de Indrone Park, “queremos que cualquier persona, sin límite de edad, pueda vivir la experiencia de volar un dron y experimente la sensación y la adrenalina de pilotar como si estuviera subido en él, gracias a las gafas que permiten seguir su vuelo por la pista”. En definitiva, por 25 euros se puede aprender a volar un dron desde cero. “En 30 minutos conseguimos que, sin haber tenido ningún contacto con un dron, cualquiera sea capaz de completar vueltas al circuito con las gafas y sin estrellar el dron”.

Los workshops para empresas son otras de las actividades estrellas de Indrone Park. Estos innovadores talleres de liderazgo y trabajo en equipo con drones están dirigidos por expertos en formación de habilidades directivas. A través del montaje y el vuelo de drones en equipo pueden aprender las claves y habilidades personales para la gestión de equipos hacia el alto rendimiento y adquirir habilidades de liderazgo, de una forma totalmente distinta y novedosa respecto a otras formaciones y actividades de este tipo.

Por último, adelanta Javier de Mendoza, próximamente se organizarán carreras y ligas intersemanales y de fin de semana, similares a las que se organizan en deportes como el fútbol sala o baloncesto. 

Noticias relacionadas

Drones y sus aplicaciones, en el Congreso CivilDron 2018 Drones y sus aplicaciones, en el Congreso CivilDron 2018
Los drones serán los protagonistas del IV Congreso CivilDron’18, un...
Amazon patenta un dron que permite recargar el vehículo eléctrico en ruta Amazon patenta un dron que permite recargar el vehículo eléctrico en ruta
La Oficina de Patentes de EEUU otorgó recientemente a Amazon una...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados