Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

No habrá crecimiento durante la campaña del Black Friday

Cada vez son más numerosos los comercios que se suman a las campañas navideñas norteamericanas que desde hace algunos años se adentraran en el mercado español y estos aplican importantes descuentos sobre sus productos. Sin embargo, esta actividad solo significa una oportunidad para los comercios españoles de dar salida al stock almacenado ante el mal inicio que ha tenido y está teniendo la campaña otoño invierno. Por ello, esta “circunstancia restará impacto y desinflará las ventas del Black Friday, que se celebrará el próximo viernes 24 de noviembre”.

Así lo define la Confederación Española de Comercio, que también destaca que fundamentalmente debido a la inestabilidad política, “la confianza del consumidor ha caído en los últimos meses”. Y es precisamente debido a esto y, como considera la CEC, las “temperaturas altas a principios de noviembre”, lo que ha tenido un impacto en los resultados del inicio de campaña, cuyos resultados no han sido satisfactorios.

En este sentido, la teoría que defienden es que “no habrá crecimiento durante la campaña del Black Friday, aunque sí que se espera que participe un amplio número de pequeños y medianos comercios, precisamente, aproximadamente un 30 por 100 de las pymes aprovecharan estas fechas para ampliar sus ventas a través de descuentos especiales.

Finalmente, la CEC asegura que esta es una oportunidad para el comercio mediano de cara a las grandes empresas con las que compiten, debido al efecto reclamo que supone acotar tan específicamente el periodo de rebajas, que generará, como otros años, una fiebre compradora.

Cómo se deben adaptar las empresas logísticas a este desafío
Desde Global Lean, Ricardo Catelli, director general de la compañía, ha querido destacar que el Black Friday puede dejar de ser un desafío para convertirse en una oportunidad para cada empresa "de demostrar la capacidad que tienen, a través de la optimización de sus procesos".

Por ello, ha querido distinguir entre dos tipos de flexibilidad a la hora de afrontar esta campaña: la dinámica (fluctuación de la demanda) y la estructural (rediseño de los procesos).

En cuanto a la primera, aclara que “diseñando la flexibilidad dinámica, las empresas deben ser capaces de planificar los recursos necesarios, conocer las técnicas para maximizarlos y reconocer cuándo requieren recursos adicionales utilizando eloutsourcingde profesionales capacitados y especializados como medio de palanca”.

Añadiendo, asimismo, que, por otro lado, con la flexibilidad estructural "las compañías deben estar preparadas para rediseñar sus procesos de manera inmediata al cambio de la demanda, en busca de mayor rapidez y agilidad. Deben poder aplicar la metodología Lean para asegurar la mejora continua y, en general, contar con un sistema logístico y operativo completamente flexible y adaptable a las necesidades del mercado. Así, aseguran la satisfacción del cliente y el liderazgo frente a su competencia”. 

Noticias relacionadas

eShopper Barometer: las compras online en España superan el 10 por 100 eShopper Barometer: las compras online en España superan el 10 por 100
En España, el comercio electrónico ya supone un 11 por 100 del total...
Black Friday: así afronta ICP Logística el desafío Black Friday: así afronta ICP Logística el desafío
Teniendo en cuenta el volumen de compras que se genera durante la...
Las 4 claves logísticas más valoradas por los usuarios de eCommerce Las 4 claves logísticas más valoradas por los usuarios de eCommerce
La rapidez, fiabilidad y ahorro de costes, son las principales...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados