Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los e-Transport documents y los Smart contracts

Traspasar la frontera digital en plena cuarta revolución industrial

Para realizar una logística eficiente y optimizar los procesos del transporte en una etapa como la que estamos viviendo ahora, considerada la cuarta revolución industrial o la Industria 4.0, es necesario transformar digitalmente la labor de las empresas que intervienen a lo largo de la cadena de suministro.

Con este objeto de análisis se reunieron ayer en la Escuela Técnica Jurídica tres profesionales, Luis Alberto García Villar, abogado de Rogers & Co experto en litigios de transporte mercantil, Cristina Martínez, abogada de Mind The Law especializada en blockchain y Salvador Casquero Algarra, co-Founder de 2gether Bank, para destacar la importancia del salto a lo digital en el sector del transporte y la logística.

En esta línea sobre la necesidad de adaptarse a una “nueva forma de hacer las cosas” puesto que la industria evoluciona y lo hace de la mano de la tecnología, Luis basó su ponencia en las ventajas del documento de transporte electrónico, en destacar las principales líneas conceptuales del mismo, habló sobre cuál es su futuro en una industria como la logística, e hizo énfasis en la regulación legal de estas nuevas técnicas y en la importancia de que estos documentos electrónicos sean admisibles en un juicio como prueba documental.

Principalmente, el experto en litigios de transporte mercantil, quiso dejar constancia de que los e-transport document ya son una realidad, se comienzan a utilizar en las empresas logísticas y eso se debe a las “numerosas ventajas (como el respeto al medioambiente, la reducción de tiempos y costes y la fiabilidad del sistema) con respecto del documento de transporte en papel” tradicional, que supone afrontar altos costes de operación, manipulación y almacenaje y no es siempre un documento difícil de falsificar. 

Asimismo, dedicó gran parte de su conferencia a hablar de regulación legal y de la importancia de convertir al documento electrónico en una información tan legal como un papel, puesto que, por otro lado, la regulación del e-document no supondría ningún cambio en el régimen jurídico de responsabilidad del transportista, lo único que se requiere es la equivalencia.

El socio de Rogers & Co finalizó dando paso a Cristina Martínez con la evolución de los e-documents, el denominado blockchain, una tecnología que, tal y como explicó ella misma, es subyacente a Bitcoin e implica un sistema descentralizado que, además de ser inhackeable, está compuesto por nodos que tienen acceso a distintas transacciones.

En base a esta tecnología, destacó que una de sus utilidades son los smart contracts (contratos inteligentes), códigos informáticos que permiten articular, verificar y ejecutar el contenido de un acuerdo entre partes. “Es seguro, transparente, implica un proceso automatizado y tiene la ventaja de que garantiza el cumplimiento de las partes puesto que se ejecuta de forma autónoma”.

Finalmente, Salvador puso el broche con un ejemplo real con el objetivo de tratar de demostrar que se puede digitalizar el sector, pasar del papel a lo virtual y que la tecnología blockchain para comenzar a implementar contratos inteligentes, aunque aún es prematura, es una opción sólida y posible.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados