Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Inmobiliario: desequilibrio y escasa demanda

SEGÚN BNP REAL ESTATE

Inmobiliario: desequilibrio y escasa demanda

El impacto de la crisis económica ha desequilibrado profundamente el mercado inmobiliario terciario en España, dominado ahora por la demanda, si bien la economía parece regresar a la senda del equilibrio. Estas son algunas de las ideas plasmadas en la Jornada ‘Mercado inmobiliario terciario, retos y oportunidades’ que, organizada por la consultora BNP Paribas Real Estate se celebró en IFEMA, en el marco del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA).

La economía española está volviendo a equilibrarse y a mejor ritmo que otros países europeos, afirmó Luis Martín, presidente de BNP Paribas Real Estate. Aunque para el directivo no existe riesgo de contagio, entiende que a largo plazo nuestra economía necesitará ayuda. La situación de los bancos españoles, en su opinión, está correctamente encauzada aunque aún queda camino por recorrer, con un montante de 140.000 activos residenciales en sus manos y un impacto de 50 billones de euros estimados (datos correspondientes al primer trimestre de 2012). Para el máximo responsable de la consultora inmobiliaria en España, el desempleo es el gran problema y, aunque aún restan dos o tres ejercicios muy difíciles, el mercado de la construcción va a empezar a recuperarse en España, si bien lo hará de forma asimétrica. De hecho, existen localizaciones donde se puede ya percibir escasez de producto.

Hasta final de año, se espera una escasa demanda de naves industriales y logísticas, que se traducirá previsiblemente en una reducción de la contratación durante este ejercicio y en un nuevo ajuste de rentas, según Alberto Larrazábal, director nacional de industrial y logística de BNP Paribas Real Estate. La demanda se muestra especialmente interesada en las zonas próximas a las grandes ciudades y por superficies inferiores a 5.000 m2, según el directivo. Este producto, precisamente, empieza a escasear en tanto que se observa un alto nivel de disponibilidad de grandes plataformas. En el resto de Europa, los proveedores logísticos y usuarios finales han dirigido el mercado durante 2011, donde la escasez de superficie de obra nueva no consiguió ocultar la sobreabundancia de oferta. Los inversores se centraron en los mejores productos en ubicaciones prime.

El mercado de inversión se muestra expectante y cada vez más temeroso, sin que aún se perciban los efectos ?aún impredecibles? de las reformas iniciadas por el Gobierno, afirma Francisco Manchón, director nacional de Inversión de BNP Paribas Real Estate. Para el presente ejercicio se preveía que el crédito empezara a fluir y que los activos se valoraran por sí mismos, y no bajo el peso del contexto económico, pero habrá que esperar a la mejora de las condiciones macroecómicas para que esto ocurra, ya en 2013. Bancos y administraciones públicas dominan claramente la oferta, en tanto que los inversores particulares siguen siendo los demandantes más activos. Es necesario que se asienten un nivel de estabilidad económica suficiente y una mejora del consumo y la actividad empresarial ?y, por tanto, del empleo? para que el mercado de inversión cambie su tendencia actual.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados