Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La naviera taiwanesa Yang Ming despierta el fantasma de Hanjin

La naviera taiwanesa Yang Ming despierta el fantasma de Hanjin

Yang Ming Marine Transport, la novena mayor empresa naviera del mundo, con una flota de un centenar de buques y capacidad para mover más de medio millón de TEUs, señaló el pasado miércoles que no consideraba la posibilidad de una fusión, al tiempo que las mismas fuentes afirmaban que esperan que el exceso de oferta mundial provoque una severa desaceleración en la industria naviera en 2017.

Las declaraciones se hicieron en respuesta a una pregunta acerca de la situación actual de ese mercado (según una nota de Reuters), cuando las líneas navieras se han embarcado en megafusiones o se han asociado con rivales, en un intento de asegurar la supervivencia en medio de la crisis.

Paralelamente, Yang Ming ha informado a sus clientes en una nota oficial sobre los esfuerzos más recientes de la compañía para mantener la competitividad en el mercado, dadas las informaciones que la sitúan en una posición muy similar, con un fuerte endeudamiento, a la de la naviera surcoreana Hanjin antes de su quiebra.

Desde el anuncio del gigantesco programa de asistencia del gobierno taiwanés de 1.900 millones de dólares para la industria naviera del país –indica la nota oficila-, Yang Ming ha estado desarrollando sus propios planes para mejorar su competitividad, instituyendo un plan de recapitalización destinado a aportar beneficios inmediatos a sus balances y mejorar su liquidez.

En una asamblea de accionistas celebrada el 22 de diciembre de 2016, los accionistas votaron la aprobación de un plan de consolidación de acciones, una medida tomada para reducir la pérdida acumulada. Además, en esa reunión se anunció que Yang Ming recibiría inyección de capital de nuevos inversores. La primera etapa de esta inyección de capital será de varias entidades gubernamentales y privadas, incluyendo bancos e instituciones financieras. Yang Ming emitirá nuevas acciones a estos inversionistas, y con el nuevo capital espera beneficios inmediatos en sus balances, señala la citada nota.

Igualmente, la naviera prevé que el plan de recapitalización se traduzca en un porcentaje mayor de participación de propiedad estatal y controlada por el gobierno, más allá del actual 33,3 por 100 del que ostenta el Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Taiwan (MOTC).

Yang Ming asegura a sus clientes que seguirá estando comprometido en encontrar soluciones para mantener su competitividad, pero sus fuentes aseguran que la compañía es plenamente conscientes y está preparada para ejercer su opción de recurrir a los 1.900 millones de dólares en fondos respaldados por el gobierno en caso de que surjan circunstancias en el mercado que requieran dicha asistencia.

Finalmente, Yang Ming asegura que no está en incumplimiento de ninguna obligación y cualquier sugerencia en contrario es falsa. Tampoco, indican las mismas fuentes, se ha acercado a sus acreedores con ninguna demanda de reestructurar ninguna parte de su deuda, ni tiene ninguna intención de hacerlo en el futuro. Yang Ming nunca ha fallado en los tiempos difíciles, incluso después de la bancarrota más grande de los transportistas (en clara referencia a Hanjin).

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados