Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

EN ESPAÑA OPERA EN VALENCIA Y ALGECIRAS

La caída de la naviera Hanjin condiciona la economía mundial

Más de 500.000 contenedores podrían estar ahora mismo cargados en sus buques, con un destino incierto .

La suspensión de pagos –la mayor de la historia en este sector- de la naviera surcoreana Hanjin Shipping, que acumula una deuda de 5.000 millones de dólares (unos 4.500 millones de euros), amenaza con colapsar el tráfico de mercancías en contenedores a escala global. Como muestra de su peso, Hanjin mueve más del 2 por 100 del tráfico marítimo de mercancías de todo el mundo, representa más del 1 por 100 de las mercancías que pasan por el Canal de Panamá y ahora mismo podría tener más 500.000 contenedores cargados en sus buques, que casi nadie quiere recibir en puerto por miedo al impago de las correspondientes tasas.

Hanjin, que forma parte desde mayo pasado del consorcio “The Alliance”, el segundo mayor del mundo en este sector, junto a Hapag-Lloyd, K Line, Mitsui O.S.K. Lines, Nippon Yusen Kaisha y Yang Ming, con una capacidad conjunta de 620 buques y más de 3,5 millones de TEUs, no ha sido capaz de convencer a sus bancos acreedores para refinanciar la deuda que viene acumulándose desde 2011, por lo que desde el pasado domingo 4 de septiembre ha entrado en una suspensión de pagos que para algunas fuentes es directamente una quiebra.

En España, Hanjin opera en los puertos de Valencia y Algeciras. Además, en el puerto andaluz participa en la terminal Total Terminal International Algeciras S.A.U. (TTI Algeciras), la empresa impulsada por la compañía surcoreana para la construcción y ahora explotación de la segunda terminal de contenedores del Puerto Bahía de Algeciras, con el 25 por 100 del accionariado y el 20 por 100 de los contenedores que pasan por dicha terminal.

En este escenario, la confusión es máxima. Algunos puertos internacionales han anunciado su intención de no dejar atracar a los buques de Hanjin por temor que no puedan sufragar las tasas. En otros, pese a los rumores que circulan por el sector marítimo hablan de absoluta normalidad. En el caso de Algeciras, hasta ahora es así. De hecho, dos buques de la naviera, el Hanjin Harmony y el Hanjin Algeciras han operado con normalidad en la terminal el pasado fin de semana. En el caso del Puerto de Valencia, según informaciones de la propia Autoridad Portuaria de Valencia, sería la propia compañía surcoreana la que habría decidido permanecer los buques en fondeo hasta esperar instrucciones y no la negativa a su descarga en ese puerto.

En todo caso, además del mantenimiento de la cadena de suministros corriente, la situación se agrava si tenemos en cuenta que estamos a pocos meses de la campaña de Navidad y otras fechas señaladas en el consumo (Black Friday), justo en el momento en el que las compañías hacen el acopio de mercancías, muchas procedentes del sureste asiático o de puertos en los que escalan los buques de Hanjin Shipping que pasan por España. Productos de bazar, electrónica o moda, son sectores especialmente afectados por una situación cuya resolución puede durar meses.

Técnicamente los contenedores están bajo custodia de la naviera hasta su descarga y esa sólo se puede hacerse en los puertos que, en muchos casos, se niegan a recibir los barcos de Hanjin por temor a impago. Para nuestra economía, no importa que esa situación no se dé en los puertos de Valencia o Algeciras, pues mientras no cumplan con sus escalas anteriores los portacontenedores no llegarían aquí.  

En este escenario el Consejo Europeo de Cargadores (ESC) ha instado a las terminales a liberar los contenedores de Hanjin ya que obstaculizan el flujo global de mercancías y entorpecen los flujos comerciales entre las empresas y sus socios comerciales globales. Por ejemplo, la planificación logística empresas se complica por retrasos inesperados, lo que hará que los tiempos de entrega sean más largos. GSA, que representa los intereses de logística de fabricantes, minoristas y mayoristas de Asia, la Unión Europea y los Estados Unidos, ha pedido a todos los terminales que actualmente tienen contenedores de Hanjin retenidos, que los liberen a la mayor brevedad. Finalmente, el Comité insta a las empresas a ponerse en contacto con ellos si su cadena de suministro se ve obstaculizada por la situación actual.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados