Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Ikea da un primer paso hacia el comercio electrónico

Ikea da un primer paso hacia el comercio electrónico

Inaugura un Punto de Entrega en Navarra

Ikea, la compañía de origen sueco líder en mobiliario y objetos de decoración, ha abierto un nuevo canal de venta con la inauguración de un Punto de Entrega en la Comunidad Foral de Navarra, que permitirá a los clientes recoger y pagar en el mismo centro los pedidos realizados a través de su propia página web.

Se trata del primer establecimiento de este tipo que el Grupo IKEA desarrolla en el mundo, dado que, a diferencia de otros puntos de entrega que ya existen en Baleares, Canarias y otros países en los que opera la compañía, en el de Pamplona es posible la realización de pedidos, sobre el 100 por 100 de la gama, in-situ y la compra directa de una selección de productos, principalmente complementos de decoración. El Punto de Entrega ocupa una superficie de 3.160 metros cuadrados, de los que 862 m2 están destinados a exposición, venta y áreas de paso para clientes.

El nuevo espacio Ikea en Navarra, que se ubica a pocos kilómetros de Pamplona, en el Polígono Galaria de Cordovilla, del municipio de Cendea de Galar, ha supuesto una inversión superior al medio millón de euros y cuenta con una plantilla de aproximadamente 30 personas.

"Las tiendas de hecho seguirán siendo la esencia del modelo Ikea y de nuestra expansión, pero hemos de evolucionar con las necesidades y las exigencias de los clientes. Creemos que este centro es una forma muy adecuada de facilitar hoy el acceso a más ciudadanos a la experiencia de compra en Ikea" afirma Arturo García, director de comunicación de Ikea en España.

El Punto de Entrega de Navarra es un primer paso en una difícil evolución del gigante sueco hacia el canal de venta electrónico (que puede llegar en 2016), ya que su esencia está en la experiencia de compra presencial en tienda, la recogida en la estantería y el transporte autónomo por parte del comprador.

Además, sus directivos reconocen que el paso al comercio electrónico exige dedicar recursos, empleados y, sobre todo gestión de transporte y entrega, una logística que se complica por la tipología heterogénea, voluminosa y de peso (comparada con el sector textil, por ejemplo) ya que de buena parte de los productos Ikea son mobiliario.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados