Inicio / Noticias / Proveedores / “El nuevo precio de los fletes: qué esperar tras el fin de dos años de récords continuos”

“El nuevo precio de los fletes: qué esperar tras el fin de dos años de récords continuos”

Los cambios en el precio de los fletes han generado un amplio impacto en el comercio internacional. Juan Carlos Fernández, director del departamento Marítimo y Aéreo de Anexa Logística analiza sus efectos.

“La congestión en los puertos ha afectado de forma directa al mercado del transporte de contenedores durante los dos últimos años, llevando a etapas de colapso en la formación de precios. Sin embargo, durante este último trimestre sucesos como la caída de la demanda, la disminución de los cuellos de botella en los puertos y el aumento de su capacidad, están permitiendo una reducción en las tarifas de flete”, afirma Juan Carlos Fernández, director del departamento Marítimo y Aéreo de Anexa Logística.

El director del departamento Marítimo y Aéreo del operador valenciano, recalca que “no obstante, a pesar de su interrupción, la huella de esta tendencia alcista y su profundo impacto en múltiples eslabones de la cadena de suministro ha forzado la evolución de varios mecanismos del comercio internacional”.

Ante la volatilidad de la actual coyuntura, la compañía ha evolucionado su modelo de gestión para poder hacer frente a la situación del mercado, caracterizada por la ralentización en las entregas y la escasez e incremento de precios de las materias primas.

Se ha orientado a políticas de aprovisionamiento y deslocalización productiva, la compañía ha buscado una logística ágil y flexible, con más stock y capaz de cubrir toda clase de posibles disrupciones a lo largo de la cadena de suministro.

“Si bien esta logística “just in case” genera un aumento en los costes de almacenaje, permite una mejora en la estabilidad durante momentos de grandes alteraciones. Este hecho ha generado un impacto en el cambio de los patrones comerciales, generando visibles diferencias en los distintos mercados.

El asiático es uno en los que se puede observar esta circunstancia, debido al desplazamiento de la producción de bienes de consumo duraderos electrónicos o el cambio de la manufactura del textil y muebles a Vietnam. La variación de rutas fuera de China – tanto en términos de composición como de destino – ha ocasionado un incremento en la cuota de Bangladesh en el mercado global”.

Desaceleración de la demanda

En este contexto, el impacto de un dólar estadounidense muy fuerte impulsará las importaciones, aunque la realidad es que el gasto minorista en EE. UU. ha sido menos vigoroso de lo normal, existiendo mayores niveles de inventario en el comercio minorista y afectando de forma depresiva en el mercado de transporte de contenedores. Pese a ello, dispone de fuerzas compensatorias en su economía.

“En los mercados occidentales, lo que está deprimiendo la demanda es la incertidumbre sobre la política monetaria. Europa se encuentra en un panorama de demanda menor que el de América del Norte, habiendo una gran probabilidad de que su estructura cambiante tenga un impacto sustancial en el equilibrio de importación y exportación en el comercio de contenedores, lo que afectará a las tarifas.

Factores como la desaceleración de la demanda en el comercio internacional pueden, paralelamente, acelerar la caída de los precios durante los próximos meses.

Añadiéndole la eliminación de la cantidad excedente de equipo acumulado en flotas, se está logrando aumentar la oferta de capacidad del transporte de contenedores, hecho que impactará inevitablemente en la reducción de los costes de las operaciones”, dice Fernández.

“Por ello, resulta esencial que los usuarios tengan un pleno conocimiento sobre cualquier variación. “Desde ANEXA, intentamos transmitir al cliente, además de una tarifa, toda la información actualizada relacionada con el transporte y la logística en su negocio para que le facilite la toma de decisiones a la hora de realizar sus importaciones y/o exportaciones”, puntualiza Juan Carlos Fernández.

“Estos positivos cambios no implican que los fletes no continúen siendo muy sensibles a las variaciones de la demanda y oferta, por lo que sucesos como la guerra en Ucrania, el aumento de precios y la inflación pueden alargar la inestabilidad en la industria del transporte de contenedores.

Pese a estos eventos, en los que los volúmenes de operaciones y facturación se han visto directamente afectados, el nuevo año se observa con una perspectiva distinta. El objetivo es el de lograr unos mayores niveles de estabilidad política y económica global, que permita pensar en una línea de crecimiento continuada a medio y largo plazo”, concluye Fernández.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba