Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Lidl minimiza stock y desperdicio alimentario con logística inversa

Lidl minimiza stock y desperdicio alimentario con logística inversa

El sistema de logística inversa de Lidl ha permitido a la compañía minimizar al máximo el stock de producto sobrante tanto en tiendas como en almacenes, y dar una segunda vida a sus productos.

Las más de 650 tiendas de Lidl en España se encargan de retirar los excedentes de alimentación seca que no se han conseguido vender, y mediante la logística inversa, se retornan al almacén más cercano. Una vez allí, el excedente se compacta y es recogido por un gestor autorizado, Promic, que se encarga de darle una segunda vida y transformarlo en pienso animal.

“El sistema de logística inversa de Lidl permite que se puedan agrupar todos aquellos excedentes de alimentación seca, facilitándonos de este modo, la recolección para poder darles una segunda vida y reintroducirlos en la cadena alimentaria como pienso para animales”, afirma Jordi Redondo, director comercial de Promic. 

La compañía es la única empresa que trabaja con Residuo Cero en todas sus plataformas logísticas de la península, lo que acredita la gestión, clasificación, valorización y recuperación de forma centralizada tanto de los desperdicios generados en los propios almacenes como los que retornan de las tiendas, un hito más que garantiza un mayor control de todos los desechos, incluyendo los alimentos. 

Minimizar el stock

Michaela Reischl, directora de RSC de Lidl España asegura que: “Nuestra estrategia contra el desperdicio alimentario comienza por un plan de medidas preventivas. Por lo que una eficiente planificación y gestión de nuestro surtido es primordial, con el objetivo de minimizar al máximo el stock de producto sobrante tanto en nuestras tiendas como almacenes”. 

En este sentido, la cadena cuenta con un sistema automatizado “autodispo” para realizar los pedidos que abastecen sus tiendas y que permite optimizar las cantidades de mercancía presentes en sus lineales en función de su rotación. Asimismo, la compañía lleva a cabo un control diario de fechas, aplicando un 30% de descuento en artículos cuya fecha de retirada de sus lineales sea próxima, potenciando así su consumo. 

En junio de 2021 Lidl se convirtió en el primer supermercado en lograr la certificación de Bureau Veritas sobre el sistema de gestión para minimizar el desperdicio de alimentos (SG-MDA) en todas sus tiendas y centros logísticos de España. 

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados