Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Crown compra una de sus carretillas, 50 años después, y funciona perfectamente

ES LA PRIMERA CONTRAPESADA ELÉCTRICA FABRICADA EN GALWAY

Crown compra una de sus carretillas, 50 años después, y funciona perfectamente

El fabricante de equipos para manipulación de mercancías Crown comenzó a trabajar en el mercado europeo en 1968, tras la compra de un centro de fabricación radicado en Galway, en la costa oeste de Irlanda. En los diez años siguientes, la producción fue en aumento y la planta se consolidó como el centro de producción de transpaletas manuales, apiladores y carretillas contrapesadas eléctricas destinadas al mercado europeo.

Pues bien, recientemente salió a la venta la primera carretilla contrapesada eléctrica fabricada en la planta de Crown en Galway, en 1968, y Crown Lift Trucks UK se apresuró a adquirir esta pieza histórica. “Aunque notablemente más pequeña que las carretillas contrapesadas eléctricas de tres ruedas de hoy en día, los ingenieros de Crown no se sorprendieron de que aún funcionara perfectamente y fuera utilizada de forma habitual”, aseguran desde la compañía.

Simon Barkworth, director general de Crown Lift Trucks UK, cuenta la historia: “Crown fabricó este Piccolift en 1968. Con una capacidad de elevación de 600 kg y un mástil de dos niveles con función de elevación e inclinación, Piccolift es el precursor de la actual Serie SC de carretillas contrapesadas eléctricas de Crown. Observando los dos modelos juntos se aprecia la enorme evolución que han experimentado las carretillas; no obstante el hecho de que, con más de 50 años a sus espaldas, este predecesor siga funcionando, corrobora los valores inherentes a todos los productos Crown: fuertes, robustos y fiables.”

“La actual Serie SC de Crown es conocida por su valor y versatilidad. Disponible en configuraciones de tres y cuatro ruedas, con capacidad de carga de entre 1.300 y 2.000 kg, esta potente máquina se mantiene fiel a su esencia, ofreciendo suficiente potencia, maniobrabilidad y fiabilidad para satisfacer a los operarios más exigentes y las aplicaciones más duras”, añade.

“Desde el principio Crown ha fabricado carretillas elevadoras concebidas para durar. Y eso no ha cambiado. Crown diseña y fabrica hasta un 85% de los componentes de sus carretillas, incluyendo motores, unidades de tracción y módulos electrónicos, y utiliza acero en lugar de plástico en zonas vulnerables, como cubiertas y asas. Esto hace a nuestras carretillas especialmente resistentes para las exigentes aplicaciones a las que se enfrentan en el ajetreado mundo de la logística y la distribución”, señala Barkworth.

Muchas cosas han cambiado desde que el Piccolift de Crown salió de la cadena de montaje en 1968. Hoy Crown fabrica una gran variedad de carretillas elevadoras eléctricas o accionadas por motor de combustión interna, así como numerosos componentes, en 19 plantas de producción en todo el mundo. La venta de productos y el servicio técnico están a cargo de la amplia red de concesionarios Crown, tanto propios como independientes: todo el personal ha recibido formación interna en todas las disciplinas de venta y posventa.

Desde que fue recuperada por Crown, la carretilla elevadora Piccolift ha sido sometida a un programa completo de reacondicionamiento por parte de los ingenieros de Crown, tiene plena funcionalidad y se encuentra en perfecto estado. Ahora se encuentra en la exposición permanente del patrimonio de la empresa en la recepción del recién inaugurado centro de ventas y asistencia de Crown Midlands en Birmingham, Inglaterra.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados