Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Coca-Cola reclama flexibilidad, plazos y ayudas para avanzar hacia una última milla sostenible

Coca-Cola reclama flexibilidad, plazos y ayudas para avanzar hacia una última milla sostenible

“Hay que tener en cuenta a cientos de miles de empresas y autónomos que dependen de la última milla y a los que tenemos que cuidar”. A través de estas palabras, Aitor Arteaga, VP Sales para España de Coca-Cola, ha reclamado a la administración “flexibilidad, plazos y ayudas” para que las empresas puedan adaptarse a las nuevas regulaciones y acometer las inversiones necesarias para avanzar hacia una logística más sostenible, como la renovación de las flotas.

La sensibilización de los actores públicos respecto a la realidad que se avecina para la logística urbana ha sido una reclamación común en el ámbito sobre todo del gran consumo, con voces como las de Pascual o Mahou San Miguel.

“La administración pública debe ser sensible con todos los actores que interactúan en los centros urbanos y, para lograrlo, hay que buscar soluciones colaborativas para llegar de la forma más eficiente a los negocios, reduciendo el impacto medioambiental”, apuntaba Pedro Marín, director de logística de la empresa de lácteos.

Por su parte, Javier Guerrero, director general de la unidad de distribución propia de Mahou San Miguel, también aclaró durante el encuentro organizado por AECOC que medidas como la creación de las ZBE “son el camino a seguir, pero hay que entender el impacto económico que generan”.

De cuatro años a cuatro meses

Uno de los cambios más evidentes que ha generado la pandemia ha sido el incremento del canal ecommerce. Este crecimiento también supone nuevos retos para la logística urbana.

Para responder tanto a este auge de la demanda como a las condiciones para la distribución urbana de mercancías, el responsable de operaciones de GLS en España, Juan Sandes, ha asegurado que, con la pandemia, las empresas de paquetería “han hecho transformaciones previstas para dentro de cuatro años en cuatro meses”.

Sandes ha asegurado que la sostenibilidad está en el centro de todas las operaciones de las empresas de entrega vinculadas con el ecommerce y ha reclamado un cambio cultural para seguir respondiendo a este modelo.

“Las entregas en puntos de recogida dentro de las ciudades representan el 50 por ciento de las operaciones de ecommerce en Europa, el 80 por ciento en países del norte del continente y en España no pasa del 15 por ciento. Es una alternativa sostenible, porque es agrupada, y rentable, porque permite hacer una entrega y no diez, casa por casa”, ha argumentado.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados