Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Correos utilizará sus nuevas ‘máquinas autoservicio’ para la logística inversa

Correos utilizará sus nuevas ‘máquinas autoservicio’ para la logística inversa

El operador postal público ya ha instalado un total de 43 ‘máquinas autoservicio’ para el depósito de paquetes en oficinas de toda España. Sin embargo, más allá de la previsión de instalar hasta 70 de estos nuevos dispositivos en todo el país, Correos estudia ampliar este servicio a la logística inversa.

El nuevo sistema permite que los clientes depositen y paguen sus envíos, haciendo que puedan acceder al servicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todo ello es gracias a los dispositivos que, en su mayoría, se encuentran ubicados en un área diferenciada a la entrada de las oficinas, accesible cuando estas se encuentran cerradas.

Los dispositivos constan, en realidad, de dos elementos: un “kiosco” que permite pesar el paquete en la balanza anexa, calcular el precio correspondiente al peso, seleccionar el tipo de envío según el plazo deseado, realizar el pago y generar la etiqueta identificativa del envío; y un “DropBox” o buzón que se abre para depositar el paquete, previa lectura del código del envío.

Así funciona

Siguiendo la información indicada en la pantalla del dispositivo, el cliente puede realizar la operación por sí mismo, de una forma muy sencilla. Lo primero es colocar el paquete en la balanza para obtener el peso y calcular el precio correspondiente. Después se elige el tipo de envío preferido en función de su necesidad y las opciones disponibles.

A continuación, se grabarán los datos del remitente y destinatario, además de la dirección de facturación si se desea, y se procederá al pago mediante tarjeta bancaria. La máquina expedirá una etiqueta identificativa del envío con todos los datos necesarios, que habrá que pegar en una zona visible del paquete.

Finalmente, habrá que pasar ese código por el lector del buzón, abrirlo para depositar el paquete y cerrarlo para que se complete la entrega. La operativa está disponible en varios idiomas y, si el cliente lo desea, puede dejar registrados sus datos para agilizar el proceso en los siguientes envíos.

Más allá de la operativa normal

En su línea de acercar los servicios a los ciudadanos, ofreciéndoles nuevas prestaciones para su día a día, Correos ya ha dado a conocer que este es solo el primer paso.

De hecho, se está trabajando para ampliar el servicio a más productos y en breve estará disponible para que los clientes puedan utilizarlos para realizar sus envíos de logística inversa, fundamentalmente, las devoluciones de sus compras online.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados