Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Jungheinrich presenta la última versión de su remolcadora eléctrica EZS 130

El fabricante de carretillas elevadoras, Jungheinrich, ha presentado la última versión de la remolcadora eléctrica para pasillos estrechos EZS 130 en InterAirport, una feria europea dedicada a la tecnología y los servicios relacionados con el aeropuerto.

Con un ancho de solo 600 mm, la remolcadora está diseñada para ahorrar espacio con el transporte de piezas pequeñas en trenes de arrastre. En este sentido, la remolcadora está adaptada para el transporte de remolques cargados con equipaje en aeropuertos. Gracias al motor de corriente trifásica de 24 V, la EZS 130 puede llevar variedad de remolques de hasta un peso de 3.000kg.

Además, el frenado dinámico con recuperación de energía permite tiempos de implementación “particularmente largos” asegura el fabricante de carretillas elevadoras. Jungheinrich ofrece la EZS 130 con baterías probadas de plomo-ácido y con tecnología Li-Ion. La batería de la EZS 130 puede cargarse durante los descansos o a través de una interfaz de carga. Otra opción que ofrece la EZS 130 es el cargador integrado de 24 V, que permite una carga en cualquier toma de corriente de 230V.

El diseño de la carretilla permitió ampliar el área de llegadas de la remolcadora de 70mm sin cambiar las medidas básicasde la misma. El marco de la EZS 130 está hecho de acero de y viene con chasis arqueado en la parte frontal. Dependiendo del tipo de uso y las necesidades del cliente, existen diferentes tipos de respaldos, entre los que elegir para aliviar la tensión en las piernas durante largos períodos de uso. 

Esta nueva versión incluye un asiento plegable de altura ajustable. La dirección asistida se realiza a través de jetPILOT de Jungheinrich, ajustable verticalmente.

“La EZS 130 es particularmente segura gracias a curveCONTROL, que ajusta de manera flexible las propiedades de conducción de la remolcadora cuando es necesario, y reduce automáticamente su velocidad en las curvas” destacan desde Jungheinrich. Hay tres programas de conducción opcionales entre los que elegir a través de un botón programable.

Además, incluye una pantalla de dos pulgadas que muestra el nivel de batería, la velocidad, las horas operativas, la velocidad de conducción y cualquier mensaje de error. La remolcadora puede activarse a través de easyaccess con el botón programable PinCODE o, opcionalmente, con una tarjeta transpondedora.

La remolcadora está disponible con diferentes enganches para adaptarse a una variedad de remolques. Una tecla de retroceso permite al usuario conectar y desconectar los remolques. Hay conectores de suministro eléctrico disponibles para remolques GTE.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados