Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. La nave de FM Logistic aislada térmica y acústicamente

La nave de FM Logistic aislada térmica y acústicamente

Con una superficie de 22.000 metros cuadrados de almacén y ubicada en Illescas (Toledo), la nueva sede de FM Logistic cuenta con un revestimiento en la cubierta instalado con productos Rockwool, como el panel de lana de roca Durok Energy SP de DobleDensidad, para su aislamiento térmico y acústico.

El objetivo es conseguir un edificio más eficiente y tal y como comenta Francisco Villalba, arquitecto de Jacobs, la fachada y la cubierta “son los elementos que marcan la diferencia en este tipo de proyectos”.

Para que el edificio sea eficiente, Villalba destaca la necesidad de que se reduzca la demanda energética y de emisiones de CO2, y de introducir energías renovables como la fotovoltaica.

En este sentido, confirman que la nave ha obtenido el Certificado LEED, consiguiendo ahorro de agua, utilizando materiales cercanos y recursos naturales, así como paneles fotovoltaicos.

El panel Rockwool
Es un panel rígido de lana de roca volcánica de doble densidad, cuya cara superior es de alta densidad. Se caracteriza por sus prestaciones en aislamiento térmico y acústico en cubiertas planas de hormigón y en cubiertas ligeras metálicas. Cubiertas acabadas con láminas impermeabilizantes bituminosas fijadas mediante soldadura al aislamiento térmico. Alta resistencia a pisadas, seguridad en caso de incendio y absorción acústica. Lo que, según FM Logistic, trae ventajas como: una mejor relación coste efectividad para cubierta de bajo mantenimiento, máxima seguridad en caso de incendio, alta resistencia a las pisadas, mejora en el aislamiento acústico y estabilidad térmica y dimensional.

Por su parte, Pierrik Fossey, arquitecto de NG Concept ha declarado que han "cuidado mucho el aislamiento del edificio” teniendo en cuenta el aislamiento térmico y estanqueidad del aire. El espesor de la lana de roca es de 140 mm, “bastante bueno para andar por la cubierta”, no se añade carga de fuego y se superpone en dos capas para evitar infiltraciones. “Si algún día tuviéramos que instalar un control de temperatura por exigencia de almacenaje de algún producto, no tendríamos que cambiar la cubierta, ya que lo tenemos ejecutado".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados