Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
<p>Isabel Pomar, directora comercial de Datisa</p>

Isabel Pomar, directora comercial de Datisa

El sector de la distribución, estratégico

Según Isabel Pomar, directora comercial de Datisa

Isabel Pomar, directora comercial de Datisa asegura que el sector de la distribución desempeña un papel estratégico en el crecimiento de la economía española, ya que se considera un servicio básico. Se trata además, de un entorno en el que compiten muchas y variadas empresas para ofrecer el mejor servicio posible a sus clientes y, lo hacen con el objetivo de la eficiencia. "El sector textil, por ejemplo, "luce un tipo" excelente con exportaciones récord creciendo un 50 por 100 desde 2009", señala.

Gran parte del éxito de la distribución en España tiene que ver con su percepción, hace ya una década, de la importancia de la participación de la tecnología en determinados procesos, como por ejemplo mejoras en la logística y gestión del almacén, apunta I. Pomar. Este tipo de inversiones tecnológicas ha procurado una mejora sustancial en determinados procesos y ha proporcionado retornos de la inversión a las empresas que lo conforman, rápidos y seguros.

Con la aparición del comercio electrónico y la competencia a nivel global, el mercado ha cambiado significativamente, los clientes se han vuelto más exigentes y esperan tiempos más cortos de respuesta. Isabel Pomar, asegura, que estamos ante un sector que apuesta por la mejora continua y por ponerse del lado del comprador, haciendo que el “vendedor” se adapte a los hábitos que impone la nueva sociedad de consumo en la que prima el aquí y el ahora, la rapidez, la sencillez y el dinamismo.

Las posibilidades de mejora que ofrecen los ERP
Las opciones que plantea una solución de gestión empresarial integrada para el sector de la distribución son muchas y desde diversas áreas, no solamente en la financiera y administrativa, sino también en el control del almacén, facturación, cadena de suministro, etc. 

Cualquier sistema de gestión empresarial volcado en cubrir las expectativas de un sector tan exigente, debe facilitar el control real del stock, gestionando mínimos y máximos por almacén y producto, facilitando información sobre las mercancías pendientes de recibir, generando automáticamente las propuestas de compra en función de las necesidades de abastecimiento, etc., asegura la directora comercial de Datisa.

Un sistema ERP que mire al entorno de la distribución debe poner el foco, como mínimo en tres áreas funcionales, estratégicas: la operativa, aportando una mayor eficiencia en los procesos de almacén, por ejemplo, ofreciendo su capacidad para asociar códigos de barras, logística, gestionando la trazabilidad de las mercancías, etc.; la financiera, gestionando de manera óptima el circulante de la empresa para obtener el mayor margen posible de beneficio y; la administrativa, trazabilidad de los documentos, por ejemplo los referentes a facturas físicas y electrónicas, albaranes, comunicación con entidades bancarias, gestión documental, declaraciones, etc.

Para Pomar, “en un país de distribuidores, como el nuestro, destacar frente a la competencia no es fácil. Por eso, apoyarnos en la tecnología puede proporcionarnos las claves para despuntar y ser más productivos. Las posibilidades que ofrece un ERP al sector de la distribución son muy grandes, impulsando la capacidad de respuesta y mejorando la satisfacción de los clientes”.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados