Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

VII Jornada de Automatización de Almacenes

Sí a la automatización, pero con matices

Con un formato innovador basado en el debate, la séptima jornada trajo conclusiones enriquecidas por asistentes y ponentes que indicaban que la automatización logra procesos más eficientes, pero tiene sus barreras.

La automatización de ciertos sistemas en los procesos intralogísticos puede traer consigo una mayor eficiencia, un aumento de la productividad, espacios más seguros para trabajadores y mercancías, la adaptación a las nuevas necesidades que presenta la demanda actual del mercado o sistemas de picking más perfeccionados que logren optimizar la cadena. Sin embargo, automatizar los almacenes también trae consigo varias desventajas o barreras que se presentan en el proceso previo a su ejecución.

Así lo confirmaron ayer durante la VII Jornada de Automatización de Almacenes celebrada en el Instituto Tajamar y organizada por Cuadernos de Logística, los cuatro ponentes que asistieron al encuentro: Víctor Burón, technological solutions manager de Atox Sistemas de Almacenaje, Julius Pomp, ingeniero de sistemas de SSI Schaefer, Javier Serna, business development manager de Vanderlande y Javier García Cerrada, director general de TGW, y los participantes inscritos al mismo.

Gracias a la novedad de esta séptima jornada, que traía consigo un formato renovado basado en el debate, en el que los asistentes pudieron conversar con los ponentes, se extrajeron distintas conclusiones que indicaban que, aunque la automatización de almacenes supone el salto a lo digital y la introducción en la Industria 4.0, existen también algunas barreras a tener en cuenta como su rigidez a la hora de implantar ciertas soluciones, la alta inversión inicial o la necesidad de analizar y estudiar previamente las posibilidades de cada almacén según su producción y características. 

Así la definía un asistente y en ello se resume la opinión en general sobre la Logística 4.0. No es la solución a todos los problemas. El salto a lo digital ayuda, pero no se puede reducir todo a esta interconexión. De hecho, algunos revelaban que estamos en un momento en el que todavía hay un “largo camino por recorrer” y en el que se despiertan “falsas expectativas” basadas en sistemas que algunos creen que revolucionarán la logística y que luego demuestran “no tener ningún efecto sobre ella”.

En definitiva, a la Logística 4.0 hay que “verla con lupa y distancia”, puesto que es global e integra muchos sistemas y tecnologías distintas que deben ser analizadas.

No les importa el dinero
Según indicó Javier Serna, a los clientes “ya no les interesa el dinero que se van a gastar”, sino el retorno que esta inversión va a traer a su compañía.

Así, el ROI quedaba como uno de los principales factores a considerar en una inversión como la de automatizar un almacén, puesto que los asistentes reconocían que “importa y mucho”.

En este sentido, aseguraban que “no hay inversión de automatización que se recupere en cinco años, pero hay que tener en cuenta que la máquina dura unos 25”.

La automatización tiene sus barreras
Entre otras cuestiones, durante el debate se habló de la dificultad que supone y lo importante que es “organizar el trabajo diario y lograr optimizar los procesos” a través de la coordinación de los sistemas automáticos y el trabajo de los empleados. Asimismo, se hizo especial énfasis en que la “tecnología no vale por sí sola. Se necesita un análisis y estudio pormenorizado de cada almacén” para conocer sus necesidades de producción, su volumen de mercancías y cuál es la solución que mejor se adapta. Un trabajo que, según insistían algunos ponentes y asistentes, debe estar asesorado por expertos.

Uno de los grandes temas de conversación rondó en torno a la posibilidad de que las personas desaparezcan de los almacenes, algo que, según indicaba Julius Pomp, “no ocurrirá” una opinión respaldada por los asistentes, que aseguraban que el papel del equipo humano que gestiona la instalación es esencial.

Además, se destacó que, de entre todos los procesos intralogísticos, la preparación de pedidos es lo que más potencial tiene para ser automatizado en casi cualquier almacén.

En esencia, tanto asistentes como ponentes hacían notable una tendencia que se está reproduciendo últimamente: las necesidades están cambiando y donde una solución “parecía perfecta hace unos años, ahora necesita otros requisitos”. Algo que, según indicaban, implica un problema a causa de la rigidez, puesto que “se requiere una readaptación del espacio y, si no se ha amortizado aún la primera automatización, las compañías no tienen la posibilidad de hacer ese reajuste”.

Noticias relacionadas

¿Tiene dudas sobre automatización de almacenes? Es el momento de obtener respuestas ¿Tiene dudas sobre automatización de almacenes? Es el momento de obtener respuestas
La VII Jornada de Automatización de Almacenes que tendrá lugar del...
Sólo una semana para la Jornada de Automatización de Almacenes más innovadora Sólo una semana para la Jornada de Automatización de Almacenes más innovadora
A través de un formato renovado, innovador y en el que la base es el...
Mañana arranca la VII Jornada de Automatización de Almacenes en Madrid Mañana arranca la VII Jornada de Automatización de Almacenes en Madrid
No pierda la oportunidad de asistir mañana 31 de enero de 2018, en...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados