Inicio / Ferrocarril / Por qué un 59% de empresas no usa el ferrocarril
Algunos de los ponentes de la jornada: Julián Mata (Renfe Mercancías), Luis Vicente Moreno (ADIF), Antonio Góngora (Puertos del Estado), Carlos Omaña (FAPROVE), Adrián Fariña (Capsa Foods) y Sonia Herzog (JSV Logistics)

Por qué un 59% de empresas no usa el ferrocarril

Por C de Comunicación
La mayoría de las empresas encuestadas por AECOC no usan el ferrocarril debido a su escasa flexibilidad, oferta y a los dilatados tiempos de tránsito.

La jornada ‘Camino hacia la intermodalidad en Gran Consumo’ celebrada por AECOC en Madrid ha dejado unas conclusiones recurrentes cuando se trata de la implementación del uso de ferrocarril en este ámbito: la necesidad de aumentar un 6% la tasa de servicio para el 2030, de la colaboración entre actores y de que las empresas cuenten con más información. Sin embargo, y a pesar de que estas necesidades son de sobra conocidas por el sector -sin grandes éxitos hasta ahora-, la necesidad de descarbonizar el transporte ha suscitado un mayor interés por este modelo, atisbando un halo de optimismo.

El cambio de modos de transporte para conseguir este objetivo supondría una inversión de entre el 2,3 y 2,7% del PIB Europeo anual durante treinta años, según estimaciones del profesor de la UB y experto en Cambio Climático del Parlament de Cataluña, Jordi Solé. El profesor llevó a la palestra la necesidad de inversión en corredores ferroviarios y de la importancia de las conexiones de éstos con puertos para facilitar la intermodalidad del transporte.

“Que las generaciones venideras no digan que no hicimos los deberes.”

Jordi Solé, profesor de la UB y experto en Cambio Climático del Parlament de Cataluña

La encomienda al sector es clara: la tasa de servicio debe de pasar de ser del 4% al 10% en 2030, algo que el 76% de las empresas de transporte del gran consumo ve inviable, según un estudio realizado por AECOC. El marco temporal de siete años de margen que propone el plan del gobierno Mercancías 30 se ve escaso desde el sector, puesto que aún queda un largo camino por recorrer en materia de infraestructuras y acuerdos.

El informe de la asociación ahonda más y sostiene que el 41% de las empresas encuestadas ya utilizan de alguna manera el transporte por ferrocarril, y del 59% restante, un 36% se “subiría al tren”. Sin embargo, el 80% de las empresas que sí lo usan confirman la tendencia: el papel del ferrocarril es residual.

“No sé por qué se sigue viendo al ferrocarril como competidor de la carretera”, subrayó Julián Mata, Gerente de Mercado Intermodal de Renfe Mercancías, que instó a la coordinación de ambos modos, puesto que las vías “llegan hasta donde llegan” y el transporte por carretera es fundamental para las últimas millas. A pesar del optimismo entre las empresas de transporte y los operadores logísticos, Adrián Fariña, responsable de Transporte Corporativo de Capsa Foods, se mostró contrario debido a la situación actual del ferrocarril en España y las necesidades de la industria -como por ejemplo el “flujo tenso”-, que éste no puede cubrir.

“Veo interés, pero no veo los mimbres para hacer el cesto.”

Adrián Fariña, responsable de Transporte Corporativo de Capsa Foods

La falta de flexibilidad, oferta y el excesivo tiempo de tránsito son algunos de los factores calve hacia los que apuntaban las empresas para justificar el uso secundario del ferrocarril. Además, el 42% de ellas aseguraron no conocer suficientemente la experiencia de negocio y enfatizaron en la necesidad de diálogo para llegar a acuerdos entre los diferentes actores. En una época en la que la intermodalidad llama a la puerta, la colaboración se hace imprescindible.

“La intermodalidad no es una apuesta, sino una necesidad.”

Luis Moreno, director ejecutivo de servicios logísticos de Adif
Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio